Aceite de palma: la destrucción diaria de la selva tropical con cada compra

El aceite de palma es el aceite vegetal más importante del mundo. Se puede encontrar en innumerables productos de uso diario, desde champú hasta pizza. Pero hay un problema: su producción destruye la selva tropical y el clima. Sin Lupa te explica por qué es así, cuáles son las consecuencias y cómo podríamos solucionar el problema.

Se estima que aproximadamente uno de cada dos productos de supermercado en Europa, contiene aceite de palma. La mayor parte se encuentra en los alimentos. Sin embargo, la mayoría de los productos de limpieza y cosméticos disponibles comercialmente, también contienen aceite de palma de una forma u otra. Si se trata de productos convencionales u orgánicos, en principio hay poca diferencia.

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma o grasa de palma se obtiene de la pulpa de la denominada palma aceitera. El aceite de la semilla de la palma, que se utiliza con menos frecuencia, se obtiene de los granos de los frutos de la palma de aceite.

Las palmas de aceite son plantas tropicales. Necesitan temperaturas cálidas, mucha precipitación y suelos ricos en nutrientes. La palma de aceite, que originalmente proviene de África occidental, ahora se cultiva principalmente en el sudeste asiático, a menudo, en áreas donde anteriormente se destruyó la selva tropical.

Según WWF, la palma aceitera crece actualmente en un área de alrededor de 19 millones de hectáreas en todo el mundo. 

El volumen de producción mundial del aceite vegetal ha estado creciendo de manera constante durante años y, según la autoridad agrícola de EE.UU., USDA, actualmente es de alrededor de 74 millones de toneladas por año (más unas 9 toneladas de aceite de semillas de palma). Esto significa una producción más elevada de aceite de palma que otros aceites vegetales.

La mayor parte de la producción mundial actual proviene de Indonesia y Malasia (en conjunto alrededor del 80 por ciento), mientras que Tailandia, Colombia y Nigeria desempeñan un papel menor en el cultivo de palma aceitera.

jabones naturalesLos mejores jabones naturales, ecológicos y sin aceite de palma

¿Por qué el aceite de palma y la grasa de palma son tan populares?

El aceite de palma es el aceite vegetal más eficiente: en comparación con otras plantas oleaginosas, la palma aceitera es extremadamente productiva y, por lo tanto, económica en términos de consumo de tierra. El rendimiento por área supera con creces al de otros cultivos oleaginosos: la cantidad de aceite producido por hectárea es más de cuatro veces superior a la de colza, girasol o coco.

Al mismo tiempo, el aceite de palma es económico, fácil de procesar y versátil. Por eso es popular en la industria y hoy en día es el aceite vegetal más utilizado, con alrededor de un tercio de la cuota de mercado.

¿Cuál es el problema con el aceite de palma?

El problema del aceite de palma tiene que ver principalmente con el enorme consumo global. Para poder satisfacer la gran demanda, la palma aceitera se cultiva en grandes monocultivos. Para crear estas plantaciones, las selvas tropicales u otros ecosistemas valiosos, a menudo se destruyen.

Problemas típicos en la producción de aceite de palma:

  • Medio ambiente: al talar, la selva tropical centenaria se pierde irrevocablemente, con consecuencias para el suelo, la biodiversidad y el clima.
  • Biodiversidad: cuando se destruyen las selvas tropicales, desaparecen hábitats importantes; las especies animales y vegetales raras están siendo desplazadas. Todos han visto las imágenes desgarradoras de orangutanes heridos y aturdidos en Indonesia. El orangután es solo un símbolo de muchas otras especies animales que están amenazadas por la pérdida de su hábitat.
  • Clima: Con el fin de hacer espacio para las plantaciones de aceite, la selva tropical original, a menudo es destruida por la tala y quema. Además, se drenan los suelos de turba. Ambos son depósitos de carbono extremadamente importantes. Las prácticas de deforestación han convertido a Indonesia en uno de los países con mayores emisiones de CO2 del mundo en la actualidad.
  • Derechos humanos: La expansión masiva de las plantaciones de aceite, a menudo conduce a conflictos por la tierra. Los pequeños agricultores y los pueblos indígenas están siendo desplazados de sus tierras. Las violaciones de los derechos humanos tampoco son infrecuentes en las plantaciones, incluido el trabajo infantil.

¿Cómo podemos solucionar el problema del aceite de palma?

Básicamente, existen dos enfoques para reducir el impacto de la producción de aceite de palma en el planeta:

  • Hacer el cultivo de palma aceitera más sostenible a través de normas, certificaciones y controles.
  • Reducir la cantidad que consume el mundo y por ende también las áreas de cultivo necesarias.

Al menos para los consumidores, los dos enfoques no son mutuamente excluyentes: deberían tener sentido para complementarse entre sí.

Aceite de palma certificado: una descripción general

El aceite de palma tiene que producirse de forma más sostenible, nadie lo negará públicamente. Lo que ha fallado hasta ahora: Hay enormes intereses económicos para obtener el aceite vegetal lo más barato posible, tanto entre los compradores industriales y las empresas de procesamiento, como entre nosotros los consumidores. Los primeros quieren comprarlo lo más barato posible para poder ganar dinero después; los segundos solo quieren comprar tanto como sea posible y por poco dinero.

Sin embargo, varias organizaciones están tratando de hacer que la producción sea más sostenible. Cinco de ellas están reconocidas como certificación por la iniciativa «Forum for Sustainable Palm Oil» (FONAP):

  • La RSPO (Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible) surgió de una colaboración entre WWF y empresas de la industria del aceite de palma. Actualmente es la certificación más importante: según la empresa, el 19 por ciento de la producción mundial y 2,9 millones de hectáreas de área de cultivo están certificadas por RSPO.
  • La “Rainforest Alliance” certifica, entre otras cosas, chocolate y café. La organización es miembro de la RSPO y otorga su propio sello. En 2018, según Rainforest Alliance, se certificaron cerca de 350.000 toneladas de aceite de palma, en su mayoría de plantaciones sudamericanas.
  • La RSB (Mesa redonda sobre biomateriales sostenibles) se ocupa principalmente de los biocombustibles y la utilización industrial de biomateriales (por ejemplo, biomasa, bioplásticos, productos químicos) e intenta encontrar formas más sostenibles.
  • ISCC PLUS (International Sustainability and Carbon Certification) tiene como objetivo ayudar a demostrar el cumplimiento de varios criterios de sostenibilidad, como las cadenas de suministro libres de deforestación y, además, juega su papel, sobre todo para las empresas fabricantes, por ejemplo, de la alimentación animal, biocombustibles o en la industria química.
  • POIG, el “Palm Oil Innovation Group” es una red de ONG, empresas productoras y procesadoras de aceite de palma. El requisito previo para ser miembro es la implementación de una serie de estándares de sostenibilidad.
crema de cacaoCrema de cacao sin aceite de palma, vegana o comercio justo

¿Qué valor tienen las certificaciones?

Actualmente, los sistemas comunes de certificación de aceite de palma (de los cuales la RSPO por sí sola tiene cierta relevancia cuantitativa) son más un símbolo que una solución.

Es una buena señal que la industria se esté tomando el tema en serio y esté apoyando iniciativas como RSPO, POIG o FONAP. Los objetivos y requisitos de las organizaciones también son, en gran medida, razonables para hacer que el cultivo de palma aceitera sea más sostenible. Sin embargo, los sistemas de certificación tienen grandes debilidades. Hasta ahora hay muy poco aceite de palma realmente sostenible.

Criterios de RSPO

El sistema de certificación más importante es la RSPO, que es esencialmente respaldada por la industria. Certifica el aceite de palma «sostenible» extraído con ciertos criterios y está destinado, por ejemplo, a frenar la deforestación. En 2018, endureció sus criterios, que a menudo fueron criticados por ser demasiado laxos.

Los criterios de la RSPO incluyen:

  • Las empresas manufactureras deben cumplir con la ley y actuar con transparencia.
  • Deben ocuparse responsablemente de los ecosistemas y el medio ambiente.
  • Sin tala y quema para nuevas plantaciones de palma aceitera.
  • Si es posible, no se deben realizar plantaciones a gran escala en suelos sensibles.
  • Ninguna nueva plantacion en suelos de turba, desde noviembre de 2018.
  • No despejar áreas particularmente protegidas.
  • Reducir y documentar el uso de pesticidas.
  • Medidas de protección del agua.
  • Las empresas deben respetar los derechos humanos (sin trabajo infantil o trabajo forzoso, sin intimidación de activistas, sin expropiaciones).
  • Mecanismos de resolución de conflictos territoriales.

El FONAP reconoce el estándar como el «estándar mínimo» para el aceite de palma sostenible.

Numerosas organizaciones de protección ambiental consideran que los criterios de la RSPO son demasiado débiles y fáciles de eludir, y lo ven sobre todo como un sistema de «lavado verde» que sirve a los intereses económicos de los miembros que producen aceite de palma.

Lo que alimenta las críticas: Una y otra vez hay indicios bien documentados de que las empresas con licencia violan sistemáticamente los requisitos y, a veces, talan ilegalmente áreas de selva tropical.

Sin embargo, la RSPO es actualmente la única organización realmente relevante que ha desarrollado medidas para la producción sostenible de aceite de palma a gran escala.

Rainforest Alliance

La Rainforest Alliance es un miembro de la RSPO y emite su propio certificado. Rainforest Alliance se fusionó con el certificador UTZ en 2017, por lo que actualmente se está desarrollando un nuevo estándar.

Entre otras cosas, el estándar actual de Rainforest Alliance incluye:

  • Sin destrucción de áreas particularmente protegidas (después de 2005)
  • Sin destrucción de bosques y otros ecosistemas naturales en los cinco años anteriores a la solicitud de certificación.
  • La producción no debe destruir las áreas protegidas
  • Exclusión de plaguicidas «particularmente peligrosos»
  • Medidas de protección del agua
  • Sin plantas modificadas genéticamente
  • Observación de los derechos humanos

El certificado de Rainforest Alliance se considera débil y se critica repetidamente, ya que se pone más énfasis en la productividad que en la protección ambiental real. El hecho de que a los agricultores no se les paguen precios mínimos o primas, también es un punto frecuente de crítica.

Requisitos de POIG

El “Palm Oil Innovation Group” (POIG) está compuesto, como la RSPO, por empresas y ONGs. Además de los dos productores de aceite de palma orgánico Daabon y Agropalma, Greenpeace y el WWF también están representados aquí, así como los grupos Ferrero y Danone.

Aparte de de los requisitos de la RSPO, los miembros del POIG acuerdan compromisos voluntarios que tienen como objetivo garantizar una producción más social y respetuosa con el medio ambiente. Estos incluyen, por ejemplo, la prohibición del cultivo de palma aceitera y la protección de suelos de turba, la protección de áreas forestales con un alto valor ecológico, la prohibición de pesticidas y fertilizantes sintéticos peligrosos, así como de plantas genéticamente modificadas, el uso responsable del agua, la protección de la biodiversidad, soluciones para resolver conflictos territoriales, cumplimiento de los derechos humanos y laborales y trazabilidad del aceite de palma certificado.

Como alternativa o complementaria a los sistemas de certificación mencionados, la certificación orgánica también puede asegurar condiciones de producción más sostenibles para este aceite vegetal. Los pesticidas y fertilizantes sintéticos, entre otras cosas, estarían prohibidos en este caso. Sin embargo, en términos de cantidad, el aceite de palma orgánico actualmente solo representa una parte muy pequeña de la producción mundial.

Entonces, ¿es mejor prescindir del aceite de palma por completo?

La estrategia más sensata para abordar el problema del aceite de palma para todos y cada uno de nosotros, es combinar los diferentes enfoques:

  • Consume la menor cantidad posible de aceite de palma; consejos sobre esto a continuación.
  • Si es posible, consume aceite de palma certificado (al menos RSPO).
  • Si está certificado, lo ideal es consumir aceite de palma orgánico.

Así es como se puede reducir el aceite de palma

Prohibir completamente el aceite de palma en tu vida diaria es casi imposible. Si bien debe indicarse en los alimentos, por lo general no se puede saber con exactitud si los productos cosméticos y de limpieza contienen aceite de palma.

  • Elige productos producidos localmente: en lugar de aceite de palma de Asia, algunos fabricantes utilizan aceites producidos regionalmente, como el aceite de girasol o de colza. Esto no solo protege la selva tropical, sino que también tiene una menor huella de carbono. Sin embargo, simplemente reemplazar todo el aceite de palma que se usa actualmente con otros aceites, no es una solución. Porque otras plantas oleaginosas necesitan mucha más superficie que la palma aceitera para obtener el mismo rendimiento. Esta estrategia solo puede funcionar en combinación con una reducción general del consumo.
  • Aquellos que prefieren comprar productos orgánicos, al menos solo compran el cultivo de aceite de palma orgánico. Lo mismo ocurre con los productos de comercio justo, que solo contienen aceite de palma producido de manera justa.
  • Los alimentos procesados, como los dulces, los cereales, las cremas para untar y los alimentos preparados, son especialmente propensos a contener aceite de palma, y ​​no es difícil prescindir de ellos. 
  • También se utiliza una gran cantidad de aceite vegetal barato como alimento para animales en la ganadería industrial, otra razón para renunciar a la carne convencional.
  • Algunas tiendas (en línea) se han especializado en productos sin el aceite problemático, o al menos indican claramente qué productos no contienen palma.
Leer más en Sinlupa.com:

1 comentario en «Aceite de palma: la destrucción diaria de la selva tropical con cada compra»

  1. Es muy difícil prescindir del aceite de palma, por eso lo mejor es comprar productos naturales, nada de procesados.

    Responder

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad