Evitar el aluminio: 13 consejos para la vida diaria

¡Quiero compartir!

Evitar el aluminio siempre que sea posible: el “material milagroso” es práctico y, a menudo, indispensable, pero la producción de aluminio contamina el medio ambiente y consume una enorme cantidad de energía. Hay muchas alternativas sensatas, especialmente en la vida cotidiana.

Encontramos el metal brillante en todas partes: en componentes de vehículos de como automóviles, vagones de ferrocarril y barcos; en el exterior de ventanas, en ordenadores portátiles o menaje de cocina. El aluminio es indispensable en muchas áreas. A pesar del proceso de fabricación problemático, tiene sentido usarlo en general, por ejemplo, cuando este material reduce el consumo de energía de los vehículos u otros materiales tienen una durabilidad más corta.

Aunque el aluminio se utiliza a menudo donde no tiene cabida: en el sector de la alimentación y el embalaje, donde solo tiene una vida útil corta y, en última instancia, es desechable. Un ejemplo: el envoltorio de papel de aluminio para que te puedas llevar un sándwich o un bocadillo. En este caso, la relación entre el esfuerzo, la huella ecológica y el beneficio es simplemente absurda. Principalmente porque hay mejores opciones, como fiambreras o loncheras de metal, cristal o madera.

Como materia prima, el aluminio es demasiado valioso para ser utilizado como producto desechable. El reciclaje tampoco es una buena solución. Primero, el aluminio es difícil de separar de otros componentes. En segundo lugar, siempre se requiere un cierto porcentaje de aluminio nuevo con este proceso. En tercer lugar, el reciclaje de aluminio consume mucha energía, lo que por supuesto tiene un impacto en la huella de CO2.

Por lo tanto, deberíamos intentar eliminar al menos el aluminio de corta duración de nuestro hogar. Con estos sencillos pasos se intenta reducir el consumo

Evitar el aluminio al cocinar

  1. Si deseas comprar nuevos utensilios de cocina, debes equiparte con una sartén de hierro fundido o acero inoxidable en lugar de una sartén de teflón hecha de aluminio fundido. Además, suelen durar más.
  2. En verano, existe la tentación de usar parrillas desechables para una noche de barbacoa espontánea. Básicamente, esta no es una buena idea porque solo genera desperdicios innecesarios. Si realmente es necesario, al menos debes usar bandejas de parrilla de aluminio reutilizables o bandejas de parrilla de acero inoxidable.
  3. Por supuesto, no necesitas una bandeja de aluminio para cocinar verduras, carne o queso en casa en el horno: aquí es ideal una cazuela. El pescado también se puede preparar fácilmente con papel para hornear biodegradable.

Evitar el aluminio al comprar comida

  1. Hay muchos tipos de envases para alimentos que contienen aluminio. En particular, evita los productos preparados, como las salsas en polvo o las sopas en bolsitas: cocinar fresco no solo lo ayuda a usar menos aluminio (y aceite de palma), sino que también es más saludable.
  2. Las latas de comida están hechas de aluminio o de hojalata; el aluminio se usa a menudo para el pescado enlatado. Una simple prueba con un imán ayuda a identificar claramente el material: el aluminio es prácticamente no magnético, mientras que la hojalata sí lo es.
  3. El aluminio también se usa para tubos. Sin embargo, puedes obtener fácilmente alimentos como mayonesa, salsa tártara, mostaza o pasta de tomate en frascos.
  4. Lo mismo se aplica al yogur: es mejor coger un frasco reutilizable con tapón de rosca, que un vaso de plástico con tapa de aluminio.
  5. Y aquellos a los que les gusten los dulces, deben observar de cerca qué dulces compran: el chocolate y los chicles, a menudo se envuelven en papel de aluminio. ¡Pero hay toneladas de alternativas en cada estante del supermercado!
evitar aluminio

Evitar el aluminio al comprar bebidas

  1. Las latas de bebidas y los tetrabricks son livianos y convenientes, pero también contienen aluminio. Una mejor alternativa es, definitivamente, la botella de vidrio reutilizable, incluso si hace que la bolsa de la compra sea más pesada.

Evitar el aluminio para envolver o almacenar

Hay innumerables formas de transportar alimentos y hacer que el papel de aluminio sea inexistente en el hogar: desde las bolsas de papel para bocadillos hasta los frascos de vidrio o loncheras de acero inoxidable y plástico resistente sin BPA, pasando por las queseras de madera y vidrio o mantequilleras de porcelana. Incluso el papel film es una alternativa ligeramente mejor en comparación con el aluminio.

Evitar el aluminio en el café

  1. Si utilizas una cafetera con cápsulas, puedes cambiar de las versiones desechables a cápsulas de acero inoxidable reutilizables, en las que tú mismo llenas el café molido. Usar las cafeteras tradicionales, como las italianas o las prensadoras es mucho más ecológico, por supuesto.

Evitar el aluminio en la higiene personal

  1. En general, es mejor comprar los productos más grandes que los tamaños de muestra, porque las bolsas de muestra pequeñas a menudo contienen revestimientos de aluminio.
  2. El aluminio también se encuentra en muchos de los productos para el cuidado que usamos, desde desodorantes hasta barras de labios y protectores solares. Por lo tanto, siempre vale la pena echar un vistazo a los ingredientes: algunos productos ahora incluso anuncian que no contienen aluminio, porque aparentemente está aumentando la conciencia de este problema. En este caso, la cosmética natural suele ser una buena opción.
Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario