Ascetismo: por qué la abstinencia y la renuncia pueden hacerte feliz

¡Quiero compartir!

El ascetismo puede ser una vía prometedora para las personas que se sienten estresadas y desorientadas. Con métodos ascéticos puedes organizar las cosas y descubrir lo que es personalmente importante para ti.

¿Qué es el ascetismo?

El ascetismo significa “practicar” en el sentido original. En la práctica, el ascetismo se caracteriza por una meta y una renuncia. Tradicionalmente, en algunas creencias religiosas, la tortura era uno de los métodos ascéticos, como exponerse al calor extremo. Hoy en día, el objetivo suele ser reconocer las necesidades individuales y fortalecer la propia voluntad.

Debido a que tenemos tantas opciones en esta época, puede ser difícil averiguar lo que realmente necesitas. El ascetismo puede ayudarte a mirar en tu interior y a concentrarte en lo que es realmente importante para ti. Además, la renuncia te ayuda a romper los hábitos y a encontrar nuevos elementos en los que pensar.

ascetismo

El minimalismo como forma de ascetismo

Los muchos objetos que nos rodean en casa son un factor de distracción importante de nuestras necesidades individuales. La publicidad sugiere que necesitamos más, todo el tiempo. Pero a menudo, la acumulación de cosas trae más estrés que satisfacción.

Cuando te deshaces de estas cosas, es más fácil para ti calmarte y concentrarte en los problemas en tu cabeza y corazón. Incluso si el ascetismo se trata de renunciar, no tienes que prescindir de todas las cosas hermosas y de alta calidad: tú eliges lo que quieres prescindir y con qué objetivo.

Consejo: es más fácil deshacerse de las cosas cuando sabes que alguien más estaré más feliz que tú. No tires las cosas, dónalas, intercambia o véndelas.

Ascetismo digital

El teléfono móvil, el ordenador portátil, la Tablet: uno de estos aparatos siempre está al alcance de las personas. ¿También para ti? Entonces el ascetismo digital podría ser adecuado para ti. Al renunciar a la disponibilidad permanente y mantenerte alejado de la sobreestimulación, puedes encontrar más paz. Entonces, probablemente dispondrás de una sorprendente cantidad de tiempo y podrás ralentizar tu vida diaria y satisfacer tus necesidades.

Puedes hacer una desintoxicación digital por unos días. Entre otras cosas, debes informar a tus amigos cercanos y familiares, en qué momento no pueden comunicarse contigo o solo a través de un medio determinado. Esto es especialmente importante al principio para que nadie se preocupe por ti.

El ayuno como ascetismo

También puedes hacer tu dieta más ascética. Puedes prescindir de los productos de origen animal, los alimentos no regionales o de temporada, o los platos preparados. Cuando se trata de bebidas, puede prescindir del alcohol o la cafeína, o puedes limitarte a beber agua del grifo (si es potable).

La renuncia total a la comida se practica a veces como ascetismo. Tales curas terapéuticas de ayuno son controvertidas en términos de salud. En cualquier caso, debes asegurarte de llevar una dieta equilibrada y escuchar a tu cuerpo. Con una dieta más simple, puedes romper con la rutina y encontrar una forma más consciente de lidiar contigo y tu cuerpo.

ascetismo

El ascetismo como descanso

Incluso si deseas practicar tu ascetismo durante un cierto período de tiempo, a una distancia del entorno habitual, definitivamente encontrarás una forma adecuada para ello:

  • En una caminata más larga en la naturaleza, tienes tiempo para ocuparte de ti mismo y de tus pensamientos. Si deseas un trasfondo espiritual, una peregrinación puede ser lo adecuado para ti.
  • Por ejemplo, un tiempo en una granja orgánica, donde participas activamente en la rutina diaria y el trabajo, o en un monasterio, también sería concebible. Aquí puedes tomar un descanso de tu vida cotidiana y encontrar tus valores personales en una forma de vida sencilla.

Más sugerencias para tu ascetismo

Por supuesto, no tienes que ceñirte a nuestras sugerencias, porque además de las formas de ascetismo mencionadas, hay muchas más. Estas incluyen, por ejemplo, la abstinencia sexual, la renuncia a las posesiones, el voto de silencio o la renuncia a los cosméticos y las joyas.

Lo que todas tienen en común, es la renuncia a las cosas que te agobian y te distraen permanentemente, a veces sin que seas consciente de ello. No te presiones demasiado en el ascetismo. Después de todo, en última instancia, deseas deshacerte del estrés que te hace infeliz.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario