Bastoncillos de oídos ecológicos, reutilizables y saludables

¡Quiero compartir!

Los bastoncillos de oídos hechos de algodón son productos desechables que están hechos en su mayoría de plástico y se desechan después de un solo uso. Esto significa que se requiere mucha energía y recursos para su producción y, al final, se generan enormes cantidades de residuos.

¡Pero eso se puede cambiar fácilmente! Si no quieres prescindir de los bastoncillos para los oídos, simplemente puedes conseguir bastoncillos de oídos ecológicos, reutilizables o biodegradables: por ejemplo, de bambú o silicona.

¡Te presentamos las mejores alternativas sostenibles para tus oídos!

Bastoncillos de algodón biodegradables

Hisopos de algodón y bambú biodegradables

  • Hechos de algodón y bambú 100% biodegradable de un cultivo orgánico renovable.
  • Bastoncillos de algodón ecológicos son 100% reciclables y compostables 
  • 4 cajas de 200 U. (800)

Bastoncillos de oídos ecológicos, 400 U.

  • 100% biodegradables. Vienen en un dispensador hecho de papel reciclado
  • El bambú empleado es un recurso renovable y sostenible. Es duradero y ofrece más resistencia que los bastoncillos para oídos de papel.

Bastoncillos de algodón de colores

  • Diseño especial con puntas dobles, una punta es punta redonda, otra punta tiene forma especial
  • Altamente absorbente e higiénico, no tóxico, no irritante, no fluorescente, no químico, suave y seguro. 
  • Vienen en un empaque muy práctico y compacto

Bastoncillos de silicona para los oídos

Hisopos para los oídos de silicona

  • Producto ecológico, de alta calidad y diseño innovador, se componen de una varita de material rígido y resistente con TPE flexible y suave en cada extremo.
  • Cero residuos, se limpia con agua y jabón.

Bastoncillos de silicona para los oídos

  • Con funda elaborada de bambú para guardarlo.
  • Se limpian con facilidad con un poco de agua y jabón. También puedes usar un desinfectante o frotarlo con alcohol.

¿Cómo debes limpiarte los oídos?

Las buenas noticias primero: ¡Tus oídos se limpian solos! Porque la cera del oído no es suciedad, sino una importante función protectora de tu cuerpo. Mantiene la piel del canal auditivo flexible y evita la entrada de patógenos. Junto con los finos pelos de la oreja, asegura que la suciedad y las partículas de polvo sean transportadas al exterior. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia debes intentar eliminar la cera por completo.

Por supuesto, puedes eliminar el exceso de cera y la suciedad. La mayoría de la gente usa bastoncillos de algodón para esto porque son prácticos y fácilmente disponibles. Pero cuidado:

  • No se deben insertar hisopos de algodón en el canal auditivo. El riesgo de lesionar la piel sensible del oído o incluso el tímpano es muy grande. Esto, a su vez, puede provocar una inflamación dolorosa.
  • Además, empujas una gran parte del cerumen hacia el tímpano con un bastoncillo, donde literalmente puedes «obstruir» el oído . 
  • Por lo tanto, solo debes usar hisopos de oídos externamente en el pabellón auricular.
¡Quiero compartir!

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad