Basura espacial: desechos espaciales problemáticos

¡Quiero compartir!

El espacio está lleno de basura espacial: grandes cantidades de desechos espaciales lo convierten en un gran vertedero. Aunque no podemos verla, es problemática para el medio ambiente. Te mostraremos por qué.

Basura espacial: ¿qué es?

Estamos entre basura todos los días, en casa y fuera de nuestras cuatro paredes, en la ciudad y en la naturaleza. A veces salta a la vista, como botellas de plástico en la playa, y a veces es casi invisible, como los microplásticos en los ríos. 

Un tipo de basura que realmente no nos influye en la vida cotidiana, pero que sigue siendo problemático, es la basura espacial. Millones de partes de desechos espaciales pululan en la órbita cercana a la Tierra, que se extiende a una altitud de 200 a 2000 kilómetros sobre nosotros. Además de los desechos naturales como los meteoroides, pequeños pedazos de roca, una gran parte de la basura espacial consiste en objetos hechos por el hombre. Estos pueden ser muy diferentes en forma, tamaño y naturaleza. La basura espacial incluye, por ejemplo:

  • Partes de naves espaciales
  • Diminutas partículas de color que han salido de naves espaciales
  • Satélites que ya no funcionan
  • Pernos, tornillos y otros instrumentos y herramientas.

Inevitablemente, algunas de estas piezas colisionarán en algún momento, haciendo que la basura espacial sea cada vez más pequeña. En total, según las estimaciones de la agencia espacial estadounidense NASA, hay aproximadamente 500,000 piezas en la órbita cerca de la Tierra que tienen un tamaño de hasta diez centímetros, así como 21,000 piezas más grandes y más de 100 millones de piezas que miden menos de un centímetro. En conjunto, esto da como resultado una masa de escombros que pesa más de 8.800 toneladas, estima la Agencia Espacial Europea (ESA).

Basura espacial: por qué es problemática

Esta basura espacial puede no ser visible desde la Tierra. Pero como todos los tipos de contaminación, trae consigo muchos problemas. Sobre todo, los desechos espaciales son tan dañinos, que pueden poner en peligro los viajes espaciales. Incluso las partículas más pequeñas atraviesan la órbita a una velocidad de varias decenas de miles de kilómetros por hora, lo que las convierte en balas peligrosas. Las piezas desprendidas pueden dañar los satélites y poner en peligro a los astronautas que, por ejemplo, realizan reparaciones en naves.

basura espacial

Es inevitable que ocurran colisiones, y que esto resulte en más basura todavía. El llamado síndrome de Kessler podría ocurrir en algún momento: este fenómeno describe la posible situación en la que el espacio cercano a la Tierra se llena incontrolablemente con más y más basura espacial, porque cada vez más piezas colisionan y se elimina la nueva chatarra. En algún momento podría haber tanta basura espacial que ni los vuelos espaciales serían posibles ni se podrían mantener en funcionamiento los satélites.

Esto también tendría consecuencias significativas  para nosotros en la Tierra: entre otras cosas, toda la tecnología de la información, los sistemas de navegación, las redes telefónicas y la transmisión de datos por Internet estarían en peligro.

¿Cómo se puede reducir la basura espacial?

Los expertos en el espacio exterior ven una necesidad urgente de abordar el problema de la basura espacial: el espacio debe volverse más limpio. El problema es que no hay leyes internacionales que regulen la eliminación de desechos espaciales. 

Parte de la basura espacial ya se disuelve por sí sola: se desintegra lentamente cuando entra en la atmósfera terrestre. Sin embargo, esto lleva tiempo, ya que los fragmentos más pequeños solo se mueven en las órbitas cercanas a la Tierra durante unos 100 años antes de que choquen.

Asimismo, existen varias estrategias, métodos e investigaciones sobre cuál es la mejor manera de reducir los desechos espaciales ahora o en el futuro cercano. Los radares pueden rastrear fragmentos, de forma que las naves espaciales y los satélites pueden evitarlos. Esto protege de colisiones y evita producir nueva basura espacial. Los científicos también están investigando métodos para recoger los escombros o eliminarlos de su órbita de manera controlada.

Todavía no está claro si estas medidas realmente funcionan. Si el espacio cercano a la Tierra continúa llenándose de basura, podría bloquear los viajes espaciales para las generaciones futuras.

libros sobre el cambio climáticoLibros sobre el cambio climático: disfruta de los mejores
Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

1 comentario en «Basura espacial: desechos espaciales problemáticos»

  1. HAsta en el espacio tenemos que producir basura. Somos lo peor del universo. Vamos a destrozar este planeta y los demás si pudieramos también.

    Responder

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad