Protección del clima: 15 consejos contra el cambio climático en nuestra vida diaria

¡Quiero compartir!

No solo las últimas olas de calor nos dan una idea de las consecuencias del cambio climático. En vez de quejarnos, hay que centrarnos principalmente en proteger el medio ambiente.

Todos podemos hacer algo contra el cambio climático: con nuestro consumo y comportamiento diario. Un consejo, haz una Lista de la compra: la sostenibilidad comienza antes de comprar. Aquí tienes 15 consejos para proteger el clima que puedes usar en tu día a día.

1- Cambio climático: desperdiciar menos.

Nuestra huella ecológica de CO2 también es elevada debido a nuestra actitud derrochadora. Un estudio llegó a la conclusión de que el desperdicio de alimentos contribuía al cambio climático además, el uso de envases de un solo uso es totalmente absurdo. 

Aprovechar el pan del día anterior también es una alternativa con un efecto positivo para el cambio climático. En este artículo encontrarás 10 consejos para evitar el desperdicio de alimentos.

2- Protección del clima: compartir y reutilizar productos

La fabricación de productos consume energía y materias primas. Se producen toneladas de CO2 al año por persona, solo a través de productos sin incluir los alimentos.

Podemos compartir con nuestros vecinos o comprarlo de segunda mano. ¿Has ido alguna vez a una fiesta de intercambio de ropa? Aquí te explicamos cómo organizar una fiesta de intercambio de ropa.

También está la opción de alquilar equipo tecnológico cuando es necesario y llevar nuestros electrodomésticos a reparar en vez de comprar uno nuevo. Con estas medidas, las emisiones podrían reducirse a la mitad.

3- Productos orgánicos en lugar de aquellos que usan fertilizantes y pesticidas para proteger el clima

Debido a que los fertilizantes y pesticidas no son necesarios en la agricultura orgánica, se emiten alrededor de un 20% menos de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático.

comer sostenible

4- No desperdicies electricidad, ahorra contra el cambio climático

Algo muy simple y que todos pueden hacer. Todos usamos dispositivos que consumen electricidad y todavía usamos carbón para producirla. Si ahorramos en electricidad, consumimos menos carbón.

Aquí algunos artículos para poder ahorrar electricidad:

14 dispositivos inteligentes que ahorran electricidad

Netflix, Youtube, Spotify: así de perjudicial es el Streaming para el clima

5- Compras regionales y de temporada.

Regla general: 1 kg de fruta o verdura proveniente del extranjero produce alrededor de 10 kg de CO2. Los alimentos que provienen del cultivo en invernaderos, causan un promedio de diez veces más emisiones que la producción al aire libre. Estos 6 alimentos son los peores para el clima.

Así que, para la protección del clima nada como comprar verduras y frutas regionales y de temporada, provenientes de campos al aire libre.  En la web de Mercado Local, puedes vender y comprar productos en tu zona, de esta forma contribuyes a la economía local y también puedes vender tus productos sin intermediarios.

6- Protección del clima a través del transporte público

Coger el transporte público ahorra hasta 2,5 toneladas de CO2 por persona y año. Además, autobuses de corta y larga distancia, trenes, metros, etc. son más eficientes porque pueden transportar a más personas, con un consumo de energía significativamente menor.

combatir el cambio climático

7- Bicicleta en lugar de coche contra el cambio climático

El coche funciona con combustibles fósiles (gasolina, diésel) por lo tanto no es una buena opción para la protección del clima. El coche eléctrico tiene una menor huella de carbono a largo plazo, además hay coches eléctricos pequeños que son asequibles. En El camino hacia una movilidad ecológica encontrarás más información.

Pero no todos quieren y deben comprar un coche eléctrico. Sería suficiente si lo usáramos menos. Aquí tienes 5 buenas razones para ir en bicicleta en lugar de en coche.

8- Proteger el clima contratando electricidad verde

Con esta medida se pueden ahorrar alrededor de 0,6 toneladas de CO2 por persona y año. La electricidad ecológica genera menos CO2 porque proviene principalmente de fuentes de energías renovables.

9- Cambiar a un banco responsable y ético

Suena raro, pero es de una gran importancia. A diferencia de los bancos convencionales, los bancos éticos o responsables no participan en inversiones en armas, especulación alimentaria o formas de energía perjudiciales para el planeta.

Estos bancos éticos invierten en proyectos sostenibles y energías renovables para la protección del clima. Además, ayudan a construir una economía ecológicamente sensata y al mismo tiempo económicamente realista.

10- Usar lámparas LED de bajo consumo

Esto supone un ahorro de 0,4 toneladas de CO2 por año (en una casa con 4 personas). Las bombillas de bajo consumo solo requieren una quinta parte de la energía que usa una bombilla convencional y tienen una vida útil mucho más larga. Un remedio pequeño pero importante para la protección del medio ambiente.

11- Viajar en tren contra el cambio climático

Alrededor de 0,25 toneladas de ahorro de CO2 (ida/vuelta Barcelona/París). Los aviones son el medio de transporte más dañino para el clima, y los gases que desprenden a gran altura son muy perjudiciales.

Consejo: Usa trenes nocturnos para viajar y poder dormir a la vez. Una forma de no perder un día y ahorrarte dinero en un hotel.

12- Comer menos carne

La carne y la leche tienen un impacto medioambiental muy grande. Comer menos carne y beber menos leche, o incluso evitarlos, ayuda a proteger el planeta. Una persona omnívora genera un equivalente de 650 kg de CO por año. Un vegetariano puede reducir estas emisiones a la mitad. Un vegano solo produce unos 75 kg al año. Un ahorro de 0,5 toneladas.

No todo el mundo tiene que ser obligatoriamente vegano, pero sí que es útil comer menos carne. Aquí tienes 10 consejos para convertirte un poco vegano y además unos consejos simples para consumir menos productos animales.

13- Aislar bien la casa

El aislamiento adecuado de casas y apartamentos contribuye mucho a la protección del clima. Según el tipo de edificio y la cantidad de residentes, se pueden ahorrar hasta 3 toneladas de CO2 por año.

Es aconsejable sellar puertas y ventanas para evitar fugas. Esto no solo ahorra energía, sino también mucho dinero.

14- Proteger el clima: hazlo tú mismo

Hacer las cosas tu mismo nos hace más conscientes para entender que no todas las cosas son desechables. De este modo, las tratamos con más cuidado y menos despilfarro. 

Menos consumo también es bueno para tu bolsillo y el medio ambiente. Lee el artículo: 7 cosas donde realmente menos es más

15- Presta atención a las empresas sostenibles

La mayoría de las empresas siguen siendo un gran problema para el cambio climático, pero no tiene por qué ser así. Estas pueden operar de manera sostenible y mirar por el bien común. Es importante que los consumidores sean conscientes y le den preferencia a los proveedores sostenibles y evitar aquellas más contaminantes. Solo entonces puede lograrse un cambio.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario