Por primera vez en un restaurante: carne de laboratorio

Durante años, las empresas y los científicos han estado investigando la «carne artificial«, carne que se prepara en el laboratorio a partir de células animales. Aunque hubo éxitos iniciales, la carne de laboratorio aún no estaba aprobada para la venta en ningún lugar, hasta ahora. El primer restaurante del mundo ofrece ahora «Chicken bites» (bocaditos de pollo) de laboratorio.

Es un momento revolucionario para la industria de la carne, escribe periódico británico The Guardian: La Agencia de Seguridad Alimentaria de Singapur examinó la carne de pollo del laboratorio y otorgó la aprobación para su venta. En concreto, se trata de «Chicken bites» de la empresa estadounidense «Eat Just«.

Los bocaditos de pollo parecen pequeños nuggets de pollo. Inicialmente se venderán en un solo restaurante en Singapur. Dado que Eat Just ha producido hasta ahora, comparativamente, poca carne de laboratorio, los bocaditos de pollo artificiales son más caros que la carne normal. Tan pronto como la empresa aumente su producción, deberían abaratarse.

Un mundo en el que ya no es necesario matar animales para obtener carne

Según The Guardian, Eat Just cultiva las células del pollo en biorreactores con una capacidad de 1200 litros. Las células provienen de bancos de células, se obtuvieron de animales vivos. La empresa utiliza «suero fetal de ternero» como medio nutritivo para las células, que se obtiene de la sangre de fetos de vaca.

El suero es a menudo el componente principal de los medios de cultivos celulares. Se extrae del corazón de los terneros no nacidos, pero el ternero y la vaca nodriza mueren en el proceso. En la próxima línea de producción, Eat Just quiere utilizar un suero a base de plantas.

«Creo que la aprobación es uno de los hitos más importantes en la industria alimentaria en las últimas décadas», dijo Josh Tetrick, director ejecutivo de Eat Just, a The Guardian. Ahora le toca a él y a otras empresas aprovechar esta oportunidad. «Mi esperanza es que en los próximos años esto conduzca a un mundo en el que la mayor parte de la carne ya no tenga que matar a un solo animal y ni un solo árbol deba ser destruido».

Sin embargo, también existen desafíos, como si los consumidores aceptarán la carne artificial. También se requieren biorreactores mucho más grandes para producir suficiente carne de laboratorio para Singapur u otros países. Tetrick comentó en The Guardian sobre reactores con más de 50.000 litros en lugar de los 1.200 litros actuales.

Empresas de otros países también confían en la carne de laboratorio

Además de Eat Just, hay muchas otras empresas que experimentan con carne artificial. La empresa estadounidense Memphis Meats presentó la primera albóndiga del laboratorio en 2016. También hay interés en Alemania; por ejemplo, la empresa Wiesenhof está invirtiendo en una nueva Start-up que produce carne de laboratorio. La investigación inicial sobre la carne artificial comenzó en los Países Bajos ya en la década de 1990.

Sin Lupa opina: La carne de laboratorio debería traer muchas ventajas. Ya no tiene que criarse en granjas industriales y luego sacrificar a los animales. Esto no solo reduce el sufrimiento de los animales, sino que también disminuye los gases de efecto invernadero y recursos como agua, alimento para animales y tierras agrícolas. Sin embargo, también hay críticas a la carne de laboratorio, sobre todo, debido al suero fetal de ternero como medio de cultivo de células. La carne artificial puede ser una opción para aquellos que no pueden prescindir de ella. Pero también hay muchos sustitutos vegetales de la carne que se acercan al sabor de la carne.

Carne del laboratorio: ¿finalmente una solución o una idea absurda? ¿Comerías carne falsa? Estaremos encantados de leer tus comentarios.

libros sobre veganismoLibros sobre veganismo: para principiantes y avanzados
Leer más en Sinlupa.com:

Deja un comentario