Cómo hacer chips de verduras caseros

¡Quiero compartir!

Los chips de verdura hechos en casa son más bajos en grasa y no contienen conservantes ni potenciadores del sabor. Y como son tan deliciosos, van directamente de la cocina a la boca, sin ningún empaque, de forma que contribuyes a vivir sin plástico y además evitas el desperdicio de alimentos si te sobran verduras, ya que las puedes usar para los chips.

Los chips fritos caseros valen la pena: menos grasa y sin aditivos

Puedes hacer deliciosos y rápidos chips fritos de zanahoria, chirivía, remolacha y más. Si compras verduras frescas de temporada y de tu región en el mercado, o usas tu propia cosecha, puedes ahorrar mucho dinero y hacer algo bueno por tu cuerpo. Debido a que en comparación con la variante del supermercado, las papas fritas caseras no solo son más baratas, además, no contienen aditivos innecesarios o potenciadores del sabor y también son más bajas en grasa si se hacen correctamente.

  • Una ventaja sobre las bolsas de patatas del supermercado, es el contenido en grasa. Pero tienes que prescindir de la freidora. Las verduras son agradablemente crujientes, pero este método no ahorra calorías.
  • Los chips fritos vegetales son bajos en grasa, pero solo al horno. Para que queden crujientes, debes eliminar la humedad de las verduras muy acuosas con sal. Mientras los chips están en el horno, abre la puerta del horno algunas veces durante el tiempo de horneado, de modo que el exceso de humedad salga. 

Las verduras con mucha humedad son uno de los alimentos que no debes guardar en la nevera.

Ingredientes para los chips de verduras caseros

No necesitas mucho para hornear los chips de verduras:

  • Pelador
  • Cortadora de verduras
  • Cuenco
  • Papel para hornear y bandeja 

Para las verduras:

El pimentón en polvo, el chile, la canela o la pimienta combinan muy bien con los chips de verdura caseros. Pero también puedes usar otras especias, ajo y hierbas. No hay límites, todo depende de cada gusto. Para los niños, debes hacer una variante podo condimentada, baja en sal o simplemente hornear los chips sin nada más. Es recomendable añadir un poco de sal marina y aceite de oliva.

Los siguientes tipos de verduras son particularmente adecuados:

  • Zanahorias
  • Remolacha
  • Calabacín
  • Patatas dulces (Batata)
  • Chirivías
  • Calabaza

Preparación de los chips de verdura al horno

  1. Precalienta el horno aproximadamente 140 º (horno con ventilador)
  2. Dependiendo de la variedad, limpia, lava y pela las verduras.
  3. Cortar rodajas muy finas con la cortadora de verduras o el pelador. Como máximo 2-3 mm, de lo contrario no quedarán crujientes.
  4. Después de cortar, espolvorea con sal las verduras que tengan alto contenido el agua, como el calabacín. Deja actuar durante unos 15 minutos, luego quita la humedad y la sal. Esto eliminará el agua y hará que las papas están más crujientes.
  5. En un tazón, mezcla 1 cucharada de aceite con hierbas y / o especias.
  6. Pon papel para hornear en la bandeja y coloca las rodajas de vegetales una al lado de la otra.
  7. El tiempo de horneado es de aproximadamente 40-50 minutos (varía según el grosor de las rodajas de verduras). Durante este tiempo, abre el horno dos o tres veces para que la humedad pueda escapar.
  8. Si las rodajas de verduras se vuelven ligeramente marrones, quiere decir que la merienda saludable ya está lista.
  9. Es mejor colocarlos en una rejilla de horno para enfriarlos.

En el improbable caso de que sobren algunos chips, puedes almacenarlos en un recipiente hermético durante unos días. ¡Buen provecho!

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

3 comentarios en «Cómo hacer chips de verduras caseros»

  1. Que sabrosos tienen que estar. Voy a probar hacerlos al horno y así que sean más saludables. Nunca lo había pensado. 🙂

    Responder
  2. Que buena idea!!! hasta ahora hice los chips con aceite en una sartén. Pero voy a provar al horno para que sean más sanos para mis niños.

    Responder

Deja un comentario