Chocolate y cacao a la taza de comercio justo o Fairtrade

¡Quiero compartir!

Sobretodo en invierno, ¿a quién no le gusta llegar a casa después de un día agotador y tomarse un chocolate a la taza calentito? Te presentamos una selección de chocolates solubles provenientes de comercio justo, ya que todo lo implica el cultivo y recolecta de cacao, es muy conocido por las condiciones de los agricultores y trabajadores. Te mostramos las opciones de chocolate a la taza que repitan los derechos de los productores y trabajadores.

Cacao soluble de comercio justo: chocolate instantáneo con la conciencia tranquila

Cacao puro ecológico y de comercio justo

  • Cacao ecológico, sin aromatizantes ni espesantes. Conreado por organizaciones campesinas de Comercio Justo.
  • De excelente calidad, ideal para elaborar pasteles y postres o un delicioso chocolate a la taza.
  • Apto para veganos

Cadbury: Chocolate a la taza de comercio justo

  • Con el sello Fairtrade que garantiza el comercio justo.
  • Ideal para preparar una sabrosa taza de chocolate caliente

Chocolate instantáneo de comercio justo

  • Contiene azúcar de caña y cacao en polvo provenientes de la agricultura ecológica.
  • Apto para veganos
  • Sello Fairtrade: Los productos se elaboran de acuerdo con estándares éticos y medioambientales, que incluyen el apoyo a los agricultores para hacer frente a los desafíos del cambio climático.

cacao en polvo orgánico

  • 100% puro sin nada agregado, libre de alérgenos, certificado orgánico por la Soil Association, prácticas ambientalmente sostenibles empleadas, libre de OGM.
  • Apto para veganos
  • Empresa con gran apoyo a proyectos sociales para ayudar a los menos desfavorecidos

Razones para consumir cacao y chocolate de comercio justo

La mayoría del cacao que contiene nuestro chocolate proviene de África occidental. Hay grandes plantaciones de cacao, especialmente en Ghana y Costa de Marfil. Según UNICEF, un millón de niños trabajan en las plantaciones de cacao durante la temporada de cosecha solo en Costa de Marfil, poniendo en juego su salud. Debido a los pesticidas, las herramientas peligrosas como los machetes y los sacos pesados con la cosecha, los niños soportan unas condiciones de trabajo inseguras.

Se estima que un total de 2 millones de niños trabajan en condiciones de explotación en plantaciones de cacao en África occidental. Alrededor de 10.000 niños de esta industria también son víctimas de la trata de personas y la esclavitud.

Lo que puedes hacer: el chocolate del “comercio justo” proviene de condiciones de producción justas, los agricultores obtienen precios mínimos. No usan el trabajo infantil. Algunos fabricantes venden sus productos directamente para poder garantizar condiciones de trabajo justas. El chocolate de comercio justo a menudo cuesta un poco más, pero los pocos céntimos deberían valer la pena para que renunciemos al trabajo infantil. 

Uno de los sellos que garantiza el comercio justo es Fairtrade. Así, puedes beber tu cacao caliente con la conciencia tranquila.

¡Quiero compartir!

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad