Sobras: lo que muchos tiran a la basura, se puede comer

¡Quiero compartir!

Las semillas de calabaza, la piel de la zanahoria o las hojas de rábano, generalmente no acaban en nuestros platos, sino en la basura. Pero ¿tiene que ser así? Te mostramos formas creativas para reciclar las sobras.

Todos somos culpables del desperdicio de alimentos: el productor tira lo que no es suficientemente bueno, los intermediarios y los supermercados lo vuelven a clasificar y, por último, pero no menos importante, cada uno de nosotros tira lo que “ya no es bueno”, o no podemos mantener.

Tiramos mucho a la basura porque ni siquiera sabemos que puede ser comestible e incluso delicioso: hojas de rábano, piel de patata o papa, semillas del melón o tallos de coliflor. Muchos restos de comida saludable aún se pueden usar creativamente. Aquí te damos algunas ideas para reciclar.

Usa las sobras como caldo o sopa

Puedes hacer tu mismo un sabroso caldo de verduras con las sobras de cortar los vegetales: por ejemplo, de zanahorias, pepinos, espárragos e incluso de cebolla, las hojas externas del repollo y puerro, hojas y tallos de coliflor, tallos de brócoli, tallos de hierbas o los extremos cortados del apio y calabacín.

comer sobras

Simplemente cocina a fuego lento las sobras junto con algunas hierbas, un poco de pimienta y sal en agua caliente durante aproximadamente una hora, luego vierte el agua de cocción a través de un colador muy fino o un paño de cocina limpio. El caldo se puede almacenar en frascos limpios de tapa de rosca y aguanta en la oscuridad durante algunas semanas.

Para utilizar residuos vegetales, también puedes cocinar sopas simples, por ejemplo, de hojas y tallos de coliflor o tallos del brócoli. La piel de los espárragos también sirve para hacer una sopa o crema de espárragos muy sabrosa.

Restos de verduras en el batido

Puedes procesar fácilmente las sobras de vegetales que son comestibles en batidos saludables y deliciosos (verdes): simplemente ponlos en la licuadora, agrega un poco de agua y bátelo con frutas, hierbas, especias o jengibre, según tu gusto.

Para esto también son adecuadas las hojas de los rábanos, zanahorias, colinabos, remolachas, hojas de lechuga marchitas y tallos, piel de pepino, etc. Usar la fruta que no está ya muy fresca también es aconsejable. Los plátanos que se han vuelto marrones o ligeramente marchitos o manzanas. Los batidos son muy refrescantes, ricos en vitaminas y, si los preparas tú mismo de las sobras, generalmente serán más saludables y significativamente más baratos que los batidos del supermercado.

comer sobras

Sobras: chips de cáscaras de verduras

La piel limpia de las papas o patatas se pueden freír fácilmente en una sartén o asarse en el horno. Con un poco de sal y especias, esto se transforma en deliciosas papas o chips fritas para picar. Advertencia: para evitar la peligrosa solanina, solo debes usar patatas frescas y asegurarte de que no hay gérmenes ni manchas verdes en la piel.

Los chips de vegetales también se pueden hacer fácilmente con la piel de la remolacha, chirivía y rábano, así como con hojas de col y col rizada. Para asegurarte de que la piel no contenga pesticidas, es mejor usar verduras orgánicas.

Sobras: Puré de brócoli y coliflor

Puedes hacer puré fácilmente a partir de restos de vegetales como el tallo de coliflor, brócoli o repollo (también las hojas de coliflor). Cocina suavemente, haz el puré, sazona y listo. También puedes combinar muy bien con patatas.

Pesto de hojas de rábano, zanahoria y colinabo

No es necesario tirar las hojas de rábanos, colinabos y zanahorias: son seguras para comer y muy sabrosas. Estos residuos se pueden usar en sopas como verduras de hoja, como relleno de raviolis o lasaña e incluso como pesto

comer sobras

El pan duro sirve para hacer albóndigas

Los panes ya duros se pueden transformar en albóndigas o pan rallado. Este último dura mucho tiempo cuando se almacena en un lugar seco y es aún más saludable que la mayoría del pan rallado de supermercado, al que se agregan aditivos como levadura y sal.

Semillas de calabaza, melón, albaricoque y durazno como aperitivo

Si no tiras de inmediato las semillas de melón o de calabaza, o incluso si rompes los huesos grandes de durazno o albaricoque para liberar las semillas pequeñas, puedes asarlas en el horno. Dulce o salado, es un delicioso aperitivo. Advertencia: usa los huesos de albaricoque dulces, los amargos pueden ser malos para la salud.

comer sobras

Aderezo para ensalada o vinagreta

Las sobras de los tallos de la lechuga, las hojas y los tallos de las hierbas o el verde de los rábanos, zanahorias y colinabos, se pueden batir junto con vinagre, aceite y especias, o según tu gusto y transformarse en un sabroso aderezo para ensaladas o vinagreta. 

Hojas de remolacha: usar como las acelgas

La remolacha roja se usa principalmente en ensaladas o sopas. Pero las hojas también se pueden usar de varias maneras. La remolacha está relacionada con la acelga, por lo tanto, las hojas pueden prepararse como las acelgas.

También hay libros muy buenos de recetas y te recomendamos especialmente los siguientes: «Cocina de aprovechamiento» y «Ayuda al planeta comiendo».

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

2 comentarios en «Sobras: lo que muchos tiran a la basura, se puede comer»

  1. Compré el libro que recomendais y me encanta!!! Por internet es facil buscar recetas pero tener el libro en la cocina esta mucho mejor

    Responder
  2. Que cierto. Desperdicioamos muchos alimentos. Tendriasmos que tener en cuenta que mucha gente no tiene para comer y más en la epoca en la que viviemos. Me han gustado mucho las ideas.

    Responder

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad