Residuos orgánicos: 4 ideas para saber que hacer con ellos

Muchos de los residuos orgánicos, como la piel de la fruta y verdura, las semillas y el poso del café acaban en la basura orgánica con demasiada frecuencia, a pesar de que puedes usarlos de nuevo.

El contenedor de desechos orgánicos es aquel en el que se presta la menor atención a la separación adecuada.  Es hora de echar un vistazo más de cerca de lo que tiramos en estos residuos orgánicos y qué podríamos usar.

Aprende más sobre la jerarquía de residuos: estos son los cinco niveles

Residuos orgánicos: Cómete la piel

Hay muchos tipos de frutas y verduras que te puedes comer incluso con piel de forma segura. Las manzanas y las peras no nos sorprenden, pero muchas personas no saben que la piel contiene hasta dos tercios de las vitaminas.

La remolacha, el kiwi, el caqui, la zanahoria y el higo también pueden comerse con piel. La piel de las naranjas no es perjudicial, pero debido a su grosor, no es particularmente digerible. Las calabazas Hokkaido tampoco es necesario pelarlas, e incluso puedes comerte el mango con piel. No tienes por qué desperdiciar estos desechos orgánicos.

Sin embargo, debes asegurarte de que sean frutas y verduras orgánicas. Debido a que la fruta convencional a menudo está contaminada con pesticidas, hasta 100 veces más que la orgánica y, el kiwi incluso con valores hasta 3000 veces más altos.

Desechos orgánicos: Hacer crecer las plantas de los brotes

Las patatas, las cebollas, el ajo y el jengibre, cuando se almacenan durante más tiempo, forman pequeños brotes que se cortan y acaban en la basura. En lugar de tirarlos, puedes hacer crecer las plantas de nuevo. Para esto, cubre el trozo blanco en un recipiente con 1/3 de agua y colócalo en un sitio con luz. Después de unos días tendrás una pequeña planta y habrás aprovechado bien estos desechos orgánicos.

Puedes trocearlo y comerlo en una ensalada, por ejemplo, o plantarlo adecuadamente. Probablemente no obtendrás una cosecha de cebollas, pero al menos conseguirás unas bonitas flores blancas. Ten cuidado, si los brotes de una patata germinada ya son muy grandes, no se comen, ya que forman una sustancia tóxica llamada solanina. El ajo y la cebolla germinadas, por otro lado, son inofensivos.

Residuos orgánicos: Plantar o comerse el hueso del aguacate

Tampoco obtendrás una cosecha, pero al menos es agradable ver un árbol de aguacate propio. Para hacer esto, planta el hueso del aguacate directamente en el suelo o en un vaso de agua. En este segundo método, aproximadamente la mitad del hueso deben estar en el agua. En un lugar soleado, y regándolo regularmente, comienza a germinar después de unas pocas semanas. Cuando se ha desarrollado una raíz larga, puedes trasplantar el hueso en una maceta.

Lo que muchos no saben: el hueso del aguacate en particular, contiene numerosos nutrientes saludables, fibras valiosas y aminoácidos. Ayudan contra el colesterol alto. Sin embargo, el hueso termina en la basura con demasiada frecuencia. También puedes hacer o usarlo como aderezo para ensaladas y batidos. Lava bien el núcleo, sécalo, ráyalo y hiérvelo a fuego lento.

El aguacate además es un producto un poco cuestionado en cuanto a medio ambiente se refiere.

¡Oferta!
SONGMICS Cubo de Basura, Basurero de Pedal Reciclaje,...
  • Clasificación simple: Gracias a los 3 cubos de 15 litros, puedes separar la basura del reciclaje con los residuos sin esfuerzo, de modo que facilita la clasificación de basuras y forma hábitos personales positivos

Poso del café: mascarilla, fertilizante, champú

Así de fácil es hacer una mascarilla exfoliante nutritiva de café molido: mezcla 5 cucharaditas de poso de café frío, una cucharadita de miel y una de aceite de oliva. Aplica la mascarilla y déjala actuar durante 30 minutos. Para un efecto exfoliante adicional, frótate la máscara con agua tibia. El café es uno de los residuos orgánicos más versátil y útil.

También fertilizar con poso de café es muy conocido. Antes de plantar o trasplantar una planta, agrega una o dos cucharadas de poso de café, de esta forma la tierra tendrá nutrientes adicionales. Por supuesto, esto también se aplica para plantas que no se tienen que trasplantar. 

Aparte de su uso como mascarilla y fertilizante, el café molido puede ayudarte a neutralizar el olor de la nevera porque absorbe los olores ambientales. También puedes hacer tu cabello más brillante: deja el poso sobre el pelo durante diez minutos y luego enjuágate bien. Puedes teñir telas o huevos de pascua o usarlo como limpiador de parrillas con un estropajo. Es uno de los mejores residuos orgánicos.

Si quieres saber que más cosas puedes hacer con el poso del café no te pierdas 7 consejos para reutilizar el poso del café. Demasiado valioso para tirarlo y también el artículo Pasta para lavarse las manos hecha del poso de café.

Leer más en Sinlupa.com:

1 comentario en «Residuos orgánicos: 4 ideas para saber que hacer con ellos»

  1. Acá en la casa tenemos un jardincito y con los restos hacemos compost. Es muy bueno para la tierra y las plantas.

    Responder

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad