Evitar el desperdicio de alimentos es fácil con estos 10 consejos

¡Quiero compartir!

Nuestro enorme desperdicio de alimentos fue uno de los temas más importantes de 2019. Todos podemos evitar tanto desperdicio con los siguientes consejos y rescatar diariamente algo de comida.

Los estantes de alimentos frescos en el supermercado casi nunca se agotan, ni siquiera poco antes del cierre de la tienda. Esto significa que el supermercado tiene que tirar la comida cuando cierra sus puertas. También tenemos demasiada comida en nuestros platos. Y muy a la ligera, tiramos las sobras a la basura todos los días, tanto en casa como si vamos a comer fuera. Puedes hacer chips caseros de verduras que no alcances a comer.

El resultado: cada año millones de toneladas de alimentos en buen estado terminan en la basura.

El problema: la sobreproducción daña el medio ambiente y derrocha recursos innecesarios.

La buena noticia: como los consumidores somos responsables de la mayoría del desperdicio de alimentos, podemos hacer que esta tendencia disminuya porque está en nuestras manos.

Evitar el desperdicio de alimentos: consejos

Evitar el desperdicio de alimentos es más fácil de lo que piensas. Con algunos consejos simples que se pueden implementar rápidamente, ya puedes poner tu granito de arena para reducirlo. El movimiento Zero Waste te enseña un a vivir sin residuos.

1- Desperdicio de alimentos: menos es más

La medida más importante contra el desperdicio de alimentos: compra solo lo que vayas a cocinar. Y, cocina solo lo que vayas a comer. 

Ambos suenan simples, pero a menudo olvidamos que las compras no planificadas acaban en desperdicio porque no siempre logramos consumir todo. Entonces, cuanto más cuidadosamente planifiques y más conscientemente compres, menos comida terminará en la basura.

gastar menos dinero en comida

2- No desperdicies alimentos: compra la comida que ya está en el supermercado

Cinco minutos antes del cierre de la tienda, solo quedan unas pocas peras en la sección de frutas, ¿no hay más manzanas? ¡Está bien, las peras te están esperando! Simplemente coge lo que hay allí, porque si no lo haces, lo más probable es que los alimentos perecederos vayan a la basura después del cierre. 

Lo mismo se aplica a todos los alimentos con una vida útil corta: compra lo que hay, de lo contrario acabará en la basura.

3- Evita “para llevar”, hazlo tú mismo.

Desde bocadillos hasta sushi: hoy en día casi ningún supermercado puede prescindir de cosas para llevar. La desventaja de la futa cortada envasada, por ejemplo, es la gran cantidad de desechos plásticos que generan.

Mejor prepara algo para comer por la noche o por la mañana y llévatelo al trabajo. Esto resulta más barato que comprarte comida precocinada. También ahorras en residuos plásticos.

4- Desperdicio de alimentos: compra regional y estacional

Compra frutas y verduras de acuerdo a si son de temporada y de la región. Por un lado, esto es bueno para el clima y el medio ambiente porque es una compra respetuosa con el clima, ya que se eliminan las emisiones de CO2 de las rutas de transporte. Por otro lado, no hay riesgo de que los alimentos se dañen durante el transporte prolongado desde regiones distantes y, por lo tanto, acaben siendo también desperdicio de alimentos.

En la web de Mercado Local, puedes vender y comprar productos en tu zona, de esta forma contribuyes a la economía local y también puedes vender tus productos sin intermediarios.

5- Desperdiciar comida: no te dejes cegar por la belleza

¿Realmente queremos ver en el supermercado todas las zanahorias con una forma perfecta, pepinos de un solo tamaño y manzanas sin defectos? Las patatas, las fresas o los tomates no saben peor porque sean un poco más feos. Y, sin embargo, debido a esto tiramos millones de toneladas de alimentos cada año.

Ahora hay incluso ofertas especiales de “verduras feas” en varias tiendas y supermercados. La compra de este tipo de productos le hace saber al comercio, que los consumidores no solo aceptan productos ópticamente perfectos y tampoco quieren que todo lo que sea feo se deseche en el momento de la cosecha.

6- Almacena la comida adecuadamente para que dure más

Cuando se almacenan adecuadamente, muchos alimentos duran más y no tienen que tirarse prematuramente. ¿Qué tal hervir frutas y verduras un tiempo o ponerlas en conserva? Nuestros abuelos ya lo hacían. 

Para los fanáticos de la cocina en particular, es emocionante tratar temas como el encurtido y la fermentación. Los resultados no solo son deliciosos, sino también amigables con el clima. Puedes reutilizar tus viejos tarros de cristal, aquí te decimos cómo: 12 ideas increíbles para tus botes de cristal vacíos 

7- Desperdicio de comida: la fecha de caducidad es solo un número

La mayoría de los alimentos tienen una vida útil mucho más larga que lo que pone la fecha de caducidad, algunos incluso muchos años. No es por nada que dice “consumir antes de…” y no “caduca en…”.

A menudo puedes consumir productos durante varías días o semanas más allá de la fecha de caducidad. En lugar de confiar en la fecha, verifica con todos tus sentidos si el yogur, los huevos o la leche se han puesto malos.

Puedes incluso comer pasta, arroz y legumbres años después de la fecha de caducidad.

8- Desperdicio de alimentos: comparte comida

¿Alguna vez has comprado demasiado o no puedes consumir toda la comida a tiempo? Entonces compártela con otros.

Puedes invitar a amigos y cocinar juntos o usar plataformas en internet para este fin. Hoy en día ya hay varias iniciativas para poder donar tu comida a los más necesitados.

9- No desperdicies la comida: cocina creativa

Reciclar las sobras en lugar de tirarlas a la basura es un remedio muy efectivo para el desperdicio de alimento. Se creativo y obtén ideas de libros de cocina que se han escrito especialmente para usar las sobras. Hay algunas webs que también te pueden dar algunas ideas y recetas suculentas.

10- Menos desechos en restaurantes y supermercados

En algunos países hay Apps en las que el comercio presenta los alimentos que quedan disponibles antes del cierre y se pueden recoger gratuitamente. En otros sitios han puesto contenedores para que las personas puedan recoger la comida que todavía está bien. 

Cuando vayas a comer al restaurante y no te puedas terminar el plato, llévatelo a casa. Hoy en día los restaurantes están más abiertos a que te puedas llevar las sobras a casa.

Muchos negocios se han unido a la iniciativa “Too Good To Go“, en la que donan su comida para que las personas la puedan aprovechar. Te puedes descargar la APP para tu teléfono.

Desperdicio de alimentos: Que hacen los políticos

Por supuesto, el gobierno también tiene que tomar cartas en el asunto. Muchos países están dando un buen ejemplo. 

En la República Checa y Francia, por ejemplo, los comercios tienen que donar la mayoría de los productos no vendidos a las instituciones sociales, de lo contrario se enfrentan a sanciones. En Italia es voluntario, aunque se recompensa a las empresas que donan sus alimentos que ya no pueden vender.

Hay aplicaciones y webs que tienen como objetivo proporcionar información y crear conciencia. De esta manera, los consumidores, los minoristas, la gastronomía y la agricultura deben declarar la guerra al desperdicio de alimentos por su propia iniciativa.

En este artículo te contamos, además, 4 ideas para saber que hacer con tus desechos orgánicos.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

2 comentarios en «Evitar el desperdicio de alimentos es fácil con estos 10 consejos»

  1. Mientras en unas partes del mundo hay gente con sobrepeso por el exceso de comida, en otra se mueren de hambre. Es un mundo injusto. Ojala más iniciativas para evitar tanto desperdicio.

    Responder

Deja un comentario