El límite de los dos grados explicado de forma fácil

¡Quiero compartir!

A menudo se oye hablar del límite de los dos grados: la temperatura media global no debería aumentar más de 2 grados. ¿Por qué es así y cómo se puede lograr el objetivo de dos grados?

En 2015, la declaración final de la cumbre climática de París formuló el objetivo de los dos grados: los países deben tomar medidas para que la temperatura media no suba más de 2 grados centígrados en comparación con la era preindustrial. Incluso sería mejor limitar el calentamiento global a 1,5 grados.

¿De dónde viene el límite de 2 grados?

Cuando los científicos intentan predecir el cambio climático y sus consecuencias, hay una cosa que les preocupa particularmente: muchos fenómenos pueden ocurrir en los llamados puntos de inflexión. Por lo tanto, seguirían aumentando sin la intervención humana tan pronto como el calentamiento global haya alcanzado cierto punto.

Puedes hacerte una idea de esto usando el ejemplo de suelos de permafrost. Se trata de suelos permanentemente congelados que existen en gran parte del hemisferio norte y que contienen enormes cantidades de CO2metano. Como resultado del calentamiento global, los suelos de permafrost comienzan a descongelarse y liberan los gases de efecto invernadero almacenados. Esto, a su vez, intensifica el calentamiento global y el suelo se descongela aún más rápido. Hay ejemplos como este en todo el mundo. Sería particularmente dramático si se alcanzara el “punto sin retorno”, porque entonces estos procesos ya no podrían revertirse.

límite dos grados

Dado que las interacciones en nuestro planeta y en la atmósfera son muy complejas, es difícil para los científicos predecir cuándo se alcanzarán esos puntos. Se supone que algunos ya se han superado. No obstante, con la ayuda de simulaciones y datos meteorológicos, los investigadores pueden estimar las consecuencias si la tierra se calentara dos grados.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) recomienda que los políticos trabajen urgentemente hacia el objetivo de 1,5 grados. Incluso si cumplimos con este objetivo, el cambio climático tendría consecuencias, como un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos. Si la temperatura aumentara en dos grados, las consecuencias serían mucho más graves. Los estudios de la Unión Europea de Geociencias y la Universidad de Oxford confirman esta suposición. Sin embargo, dado que parece muy poco probable que la humanidad alcance el objetivo de 1,5 grados, se debe cumplir al menos el objetivo de dos grados como alternativa, con la esperanza de que el cambio climático siga siendo controlable.

Límite de los dos grados: ¿cómo se encuentra ahora?


Por el momento, la temperatura media global en la superficie terrestre ya está un grado por encima de la temperatura media global de la era preindustrial. Eso suena inofensivo al principio. Sin embargo, la tendencia es preocupante: si los países no toman medidas de protección climática de gran alcance que vayan más allá de las medidas tomadas hasta la fecha, la tierra podría calentarse al menos tres grados para 2100. Y esa sería solo la temperatura promedio: en el Ártico, por ejemplo, el aumento sería mucho más fuerte.

límite 2 grados

En el documento “Existential climate-related security risk“, los científicos del grupo de expertos “Breakthrough” escriben que gran parte de la tierra se volvería inhabitable debido al calor, las sequías y el aumento del nivel del mar. Piensan que es probable que esto resulte en la extinción humana.

¿Cómo se puede lograr la meta de los dos grados?

El IPCC también cree que dos o incluso un grado y medio solo se pueden lograr mediante medidas drásticas. Mediante simulaciones, los investigadores llegan a estos resultados:

  • SI se quiere cumplir con el objetivo de los dos grados, las emisiones netas de CO2 tendrían que caer un 25 por ciento para 2030 en comparación con 2010, y a cero para 2070.
  • Para limitar el calentamiento global a un grado y medio, las emisiones tendrían que caer en un 45 por ciento para 2030 y ser cero para 2050.

Para ello, por ejemplo, la participación de las energías renovables en la generación de electricidad tendría que aumentar drásticamente, la eliminación del carbón tendría que ser necesaria, los edificios y la industria tendrían que volverse más eficientes y el transporte más respetuoso con el medio ambiente. Según el IPCC, los países tendrían que gastar varios cientos de miles de millones de dólares estadounidenses en medidas de protección climática.

Además, el objetivo de los dos grados, probablemente solo se podría lograr si también hubiera “emisiones negativas de CO2”. “Emisiones netas cero” significa efectivamente que se pueden emitir tantos gases de efecto invernadero como se extraen de la atmósfera a cambio. El problema es que la mayoría de las medidas de almacenamiento de CO2, aparte de la forestación, hasta ahora apenas se han investigado y conllevan altos riesgos. Por lo tanto, solo puede confiar en las emisiones negativas de CO2 como una salida muy limitada.

Es aún más importante que cada individuo ayude a lograr el objetivo de los dos grados. Qué puedes hacer para una mayor protección del clima: 15 consejos contra el cambio climático.

Si quieres saber más sobre el tema aquí tienes unos libros muy recomendados: “Esto lo cambia todo: El capitalismo contra el clima”, “Y vimos cambiar las estaciones: Cómo afrontar el cambio climático en seis escenas”, “Contra el cambio: Un hiperviaje al apocalipsis climático y “Gracias por llegar tarde: Cómo la tecnología, la globalización y el cambio climático van a transformar el mundo los próximos años”.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario