Golpe de calor: nunca dejes solo a un niño o perro en el coche

El golpe de calor, ahora que se acerca el verano, puede tener consecuencias mortales. Verano, sol y calor extremo en el coche. Es por eso que no debes dejar al niño o animales dentro: solo unos minutos pueden ser mortales.

El niño está durmiendo tranquilamente en el asiento de atrás, ¡que buena oportunidad para entrar rápidamente al supermercado y dejar que el niño continúe durmiendo! Pensamientos como este acaban en un golpe de calor que puede llevar a la muerte cada verano. No todos los padres saben que las temperaturas en el coche pueden alcanzar rápidamente los 70 ºC, incluso si la ventana está ligeramente abierta.

Dejar a tu hijo en el automóvil puede poner su vida gravemente en peligro debido al golpe de calor. “El niño murió en el coche por sobrecalentamiento” o “Los bomberos sacaron al perro de un coche con un golpe de calor”. Estos son los titulares que nos encontramos cada verano. Solo en Estados Unidos, unos 40 niños mueren cada año porque sus padres los dejaron en el coche o incluso los olvidaron. 

Golpe de calor: dejar al niño en el coche no es una buena idea

Con una temperatura exterior de 35ºC, un coche se calienta hasta 51ºC en solo 30 minutos (Estudio)

Los días moderadamente cálidos también pueden ser peligrosos. Incluso a una temperatura exterior de 20 ºC, la temperatura en el coche puede alcanzar los 46ºC al cabo de una hora. Nota: no importa si las ventanas están cerradas o si están un poco abiertas, pueden sufrir igualmente un golpe de calor.

Por lo tanto, incluso si el período es corto, nunca dejes a tu hijo solo en el coche. Por su puesto, esto también sirve para el perro, al que no puedes entrar al supermercado. Él también puede sufrir un golpe de calor y fallecer rápidamente.

¿Por qué el calor en el coche es tan peligroso para los niños?

La respuesta rápida es: porque los niños no pueden regular la temperatura tan bien como los adultos. Antes de entrar en la pubertad, los niños sudan significativamente menos que los adultos. El asiento voluminoso infantil y la falta de aire contribuyen a que el niño no pueda regular su calor corporal sudando y sufra un golpe de calor.

La superficie de la piel es mayor en relación al volumen corporal de los niños y, por lo tanto, responsable de que los niños no sean capaces de regular la temperatura como los adultos.

¿Qué sucede cuando los niños tienen un golpe de calor?

Cuando el calor es alto, los vasos sanguíneos se ensanchan, circula más sangre y el corazón tiene que bombear más fuerte. Debido a la pérdida de líquido al sudar, la sangre se vuelve más viscosa. Esto es peligroso a partir de los 40ºC y, a temperaturas superiores a 46ºC, existe riesgo de muerte.

El organismo de los niños no puede hacer frente al calor: los órganos reciben poco oxígeno, la circulación sanguínea se paraliza y puede desencadenar en un paro cardíaco. Se produce un golpe de calor.

Nota importante: cuanto más pequeño es el niño, más rápido puede fallecer

Niño en el coche: ¿Qué hacer en caso de emergencia?

Si te encuentras que en un coche hay un niño sin supervisión a temperaturas elevadas, verifica si éste está bien y si te responde. Si no reacciona y ves que peligra su vida, rompe la ventana y llama a la policía antes de que pueda sufrir un golpe de calor.

Perro en el coche: peligro con temperaturas altas

Los perros y los gatos también son muy sensibles al calor y pueden sufrir un golpe de calor. A diferencia de los humanos, no pueden regularse a través del sudor. Los peatones que vean un animal en peligro deben informar inmediatamente a la policía o bomberos para poder abrir el vehículo en caso de no encontrar al propietario.

La organización de derechos de los animales PETA aconseja alertar a la policía en una situación que amenaza la vida del perro: “¡Llama a la policía si no pueden encontrar rápidamente al dueño del automóvil! Está obligado a liberar a un perro de la trampa mortal «.

Leer más en Sinlupa.com:

1 comentario en «Golpe de calor: nunca dejes solo a un niño o perro en el coche»

  1. Todos los años mueren niños y perros por la irresponsabilidad de sus padres. No se que tienen en la cabeza, de verdad.

    Responder

Deja un comentario