Guardar berenjenas: así se mantienen frescas durante mucho tiempo

Si deseas guardar berenjenas, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. En este artículo descubrirás cómo reconocer las berenjenas frescas y a qué temperatura debes almacenarlas.

Las berenjenas son verduras amantes del calor, pero solo se pueden guardar durante un tiempo limitado a temperatura ambiente. Te explicamos cómo guardar correctamente las berenjenas y qué tener en cuenta.

Las berenjenas pertenecen a la familia de las solanáceas y provienen originalmente de la India. La verdura, es particularmente común en la cocina mediterránea. Hay berenjenas de muchos colores y formas diferentes, siendo la versión violeta oscura la más conocida.

Si es posible, usa berenjenas de calidad orgánica para cocinar: están libres de pesticidas químicos sintéticos y provienen de una agricultura más sostenible. Si obtienes las berenjenas del cultivo regional, también evitarás rutas de transporte largas y que consumen mucha energía.

Guardar las berenjenas: cosas a tener en cuenta

Al comprar berenjenas, debes prestar atención a la calidad y el grado de madurez. Una berenjena madura tiene una piel brillante y es firme. Si aprietas suavemente, cederá fácilmente. Si la berenjena no cede a la presión, todavía está verde y tiene poco sabor. Por otro lado, si está demasiado blanda, pronto se echará a perder. Las berenjenas saben mejor cuando las preparas frescas. Sin embargo, no debes comer berenjenas crudas.

Para ahorrarte tiempo, puedes usar un cortador profesional para cortar las berenjenas:

Cortador Premium para frutas y verduras

  • Mejora tu tiempo de preparación de alimentos hasta un 50 % y obtén el corte perfecto siempre
  • Sin BPA, seguro de usar y fácil de limpiar. Protección de seguridad en la mano y funda protectora de cuchilla incluida. Diseño antideslizante. Incluye una funda para que puedas guardar las cuchillas que no utilices de forma segura.
  • Duradero. El marco resistente de acero inoxidable y las cuchillas están hechos para durar toda una vida.
  • El paquete incluye libros electrónicos

Cómo guardar adecuadamente las berenjenas

  • Guarda las berenjenas en un lugar oscuro y fresco, en la despensa o el sótano. Las temperaturas entre 10 y 13 ºC son adecuadas. Las berenjenas almacenadas correctamente se mantienen frescas durante unos tres o cuatro días.
  • El frigorífico está demasiado frío para las berenjenas. Si no tienes una despensa o un sótano, puedes guardar las berenjenas en el cajón de verduras de la nevera, lo cual es mejor que mantenerlas a temperatura ambiente. Lo mejor es envolver las berenjenas en papel para absorber el exceso de humedad. Las berenjenas guardadas en la nevera se manchan y se ablandan rápidamente. Deberías usarlas en uno o dos días.
  • Las berenjenas guardadas a temperatura ambiente se preparan mejor el mismo día o al día siguiente a más tardar.
  • Evita almacenar berenjenas cerca de manzanas o tomates. El etileno que se escapa provoca que las berenjenas maduren más rápido.

Almacenar las berenjenas en rodajas

Puedes almacenar las berenjenas cortadas en un lugar fresco hasta el día siguiente, antes de que se echen a perder.

  • Coloca la berenjena cortada en un recipiente hermético.
  • Mantén el recipiente en la nevera.
  • Al usarlas, retira la piel seca de la berenjena y vuelve a lavar bien la verdura.

Las rodajas de berenjena se vuelven marrones a temperatura ambiente en poco tiempo. Por tanto, conviene cocinarlos inmediatamente y no almacenarlos crudos. Puedes guardar platos de berenjena cocinados en la nevera durante dos o tres días.

Almacenar las berenjenas en el congelador

Para almacenar berenjenas durante un tiempo particularmente prolongado, debes congelarlas. Cuando se congelan, las berenjenas se pueden conservar hasta nueve meses.

  1. Lava bien las berenjenas.
  2. Corta las verduras en cubos.
  3. Escalda los trozos de berenjena durante tres minutos.
  4. Enfria inmediatamente las verduras en agua helada.
  5. Deja que los trozos de berenjena se escurran bien en un colador. Alternativamente, puede secarlos con un paño de cocina.
  6. Coloca los cubos blanqueados en el congelador. También puedes congelar berenjenas en un frasco.
  7. Etiqueta el recipiente del congelador para que puedas recordar lo que hay dentro más tarde.
  8. Escribe la fecha también. Esto te ayudará a realizar un seguimiento de tu congelador.

Las berenjenas congeladas son particularmente buenas para sopas, salsas y cremas de untar.

Si no dispones de recipientes para guardar las berenjenas y tu comida, aquí te recomendamos los recipientes más sostenibles, de cristal herméticos y de silicona plegables.

Recipientes de cristal para alimentos, 20 unidades

  • La base de vidrio borosilicato no es porosa, no absorbe manchas ni olores, resiste la corrosión y se limpia fácilmente.
  • Las tapas de plástico sin BPA se cierran con seguridad e incluyen un anillo de silicona para un sellado hermético.
  • Base de vidrio apta para horno, microondas, congelador y lavavajillas; tapa de plástico apta para microondas, congelador y lavavajillas

Recipientes de silicona plegables

  • Libre de BPA, hechos 100% de calidad alimentaria PP & ecológica
  • Diseño inteligente: recipiente de silicona con tapa y sello hermético
  • Seguro para Microondas, Lavavajillas y Congeladores

Espero que te sirvan estos consejos para guardar las berenjenas adecuadamente.

Leer más en Sinlupa.com:

Deja un comentario