Con estos trucos mantienes la albahaca y compañía, frescas por mucho tiempo

¡Quiero compartir!

Tener hierbas frescas en macetas en la cocina es algo muy práctico, pero rara vez sobreviven por mucho tiempo. Te mostramos cómo mantener vivas las cebolletas, perejil, albahaca y compañía.

Hummus con perejil fresco, mozzarella con tomate y hojas de albahaca y patatas con romero: las hierbas frescas tienen un aroma más fuerte que las secas y, por lo tanto, simplemente saben mejor. No todos tienen un jardín de hierbas y es por eso que las macetas con hierbas frescas son muy prácticas, pero también un desperdicio.

A menudo solo usamos una pequeña parte de las hierbas porque la planta se pone fea rápidamente. Incluso si lo usamos todo, después de unos días, la maceta va a parar a la basura con su macetero, la tierra y las raíces. Se puede hacer mejor: te damos consejos simples sobre cómo cuidar las cebolletas, el perejil o la albahaca para que duren mucho tiempo más. 

albahaca fresca

Cuidar la albahaca: dividir y replantar

Si eliges albahaca, romero, salvia y compañía, asegúrate de que sean de calidad orgánica. Esto certifica que las hierbas no estén contaminadas con pesticidas y otros contaminantes

Divide las hierbas frescas en tres o cuatro macetas. Las macetas con hierbas que venden en las tiendas, generalmente no tienen suficiente lugar para crecer y obtener los nutrientes. Es por eso que puedes repartirlas en varias macetas.

Para trasplantar, usa maceteros con agujero en el fondo para que el agua pueda drenarse. La tierra debe ser un poco ligera, no es necesario que sea especial. De vez en cuando puedes mimar las cebolletas, el perejil y la albahaca fertilizándolas con un poco de compost y ayudándolas a crecer con fertilizantes naturales. 

Por ejemplo, son adecuados algunos granos de café, cerveza rancia, té (verde o negro) o agua mineral. Asegúrate de no usar demasiado fertilizante y retirar el café y té viejos regularmente.

Cosechar albahaca y compañía correctamente

Una vez que la albahaca, el cebollino, el perejil y compañía han sido trasplantados, lo que tienes que hacer es mantenerlas vivas. Esto tampoco necesita mucha ciencia.

secar hierbas en la cocina

Evita arrancar las hojas individuales, en lugar de eso, corta los brotes superiores de las hierbas con unas tijeras o un cuchillo. Entonces pueden brotar nuevas ramas. Esto evita que las hierbas florezcan, que queda bonito, pero evita que crezcan, ya que, tan pronto como la planta florece, pone casi toda su energía en la formación de flores y semillas. El aroma de las hierbas se debilita.

Para que tus hierbas puedan crecer en paz, también debes eliminar regularmente las hojas y ramas viejas y muertas. 

Cuidar la albahaca: no riegues las hierbas ni demasiado ni muy poco

Las hierbas deben tener suficiente luz, pero no un sol abrasador, de lo contrario las hojas sensibles se pueden quemar. El factor decisivo para la frescura a largo plazo de tus hierbas culinarias, es el suministro de agua. Como guía, puedes seguir la regla general: diez por ciento del volumen del macetero por día.

El perejil puede tolerar un poco más de agua y la albahaca también se mantiene mejor si está permanentemente húmeda. Sin embargo, demasiada humedad causa moho, las hierbas obtienen muy poca agua y se secan. 

hierbas de cocina orgánicasHierbas de cocina orgánicas. Elige la que más te guste.

Hierbas de invierno

Para que las hierbas perennes sobrevivan al invierno, debes cortarlas completamente en otoño. Las hierbas cortadas pueden congelarse, secarse o usarse directamente para hacer pesto y otros productos para untar. 

Las hierbas como la albahaca y el eneldo no soportan el invierno, tienes más posibilidades con el romero o la salvia. Te enseñamos como plantar un jardín con hierbas en el jardín o el balcón.

fertilizantes ecológicosAbonos y fertilizantes ecológicos: humus de lombriz, guano y más
Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario