Fiesta de intercambio de ropa: cómo organizar una

En las fiestas de intercambio de ropa, sacas la ropa de tu armario y la cambias por otras prendas. Aquí te damos unos consejos y trucos para poder organizar la primera fiesta de intercambio de ropa.

Una persona compra alrededor de 60 prendas de ropa cada año, pero según Greenpeace, la usamos menos de la mitad de veces que hace 15 años. Esto, entre otras cosas, nos conduce a un despilfarro de recursos. La ropa que no queremos termina a menudo en el contenedor de la basura o de ropa usada y rara vez se reutiliza. 

Las fiestas de intercambio de ropa evitan este problema. Su objetivo es alargar la vida de la ropa de una manera divertida. También te da la oportunidad de encontrar ropa nueva para tu armario de forma sostenible y gratuita.

Ya que, en las fiestas de intercambio de ropa, las personas se intercambian la ropa entre sí, todos traen prendas de vestir que ya no usan. A cambio, puedes elegir nuevas prendas de entre todas las que hay. En la fiesta no es necesario que encuentres un miembro de intercambio directo para cada prenda.

Preparar una fiesta de intercambio de ropa. ¿Qué hay que hacer?

Primero, piensa si quieres que la fiesta de intercambio de ropa se haga en un grupo pequeño o si quieres planificar un evento público.

Una fiesta de intercambio privada significa menos esfuerzo. Son ideales para aquellos que no tienen experiencia. Si invitas a menos personas, también tendrás menos ropa para elegir. 

Las fiesta de intercambio de ropa públicas  requieren mucho espacio para los invitados y un poco más de planificación. Tales eventos son más fáciles de planificar en colaboración con alguna asociación. Los espacios públicos a menudo están disponibles para dichos grupos, y también te pueden ayudar. 

¿Qué necesitas para la fiesta de intercambio de ropa?

  • Percheros o burros y mesas:  las mesas son perfectas para poner accesorios y artículos pequeños. Las camisas o vestidos son más visibles en perchas, ya que en una mesa acaban en desorden muy rápido. Consejo: si a menudo organizas fiestas de intercambio de ropa, puedes comprar percheros o burros de segunda mano a bajo precio o pedirlos prestados a tus amigos. 
  • Perchas: necesitas perchas para colgar la ropa. Las tiendas de ropa y los grandes almacenes suelen desechar algunas, solo pregunta si te las pueden dar. 
  • Vestuario: si la ubicación tiene más de una habitación, puedes usar alguna como vestuario. Si no hay ninguna habitación disponible, puedes poner alguna cortina o pantalla para separar un área de la habitación. Pon también un espejo grande. 
  • Carteles: dibuja o escribe carteles para colgarlos de los percheros y ponerlos en la mesa, que expliquen que prendas pueden encontrar (pantalones, jeans, pullover, camisetas, faldas, etc.). De esta manera, tus invitados pueden ordenar y volver a colocar las prendas de ropa correctamente. 

¿Cómo funciona exactamente el intercambio de ropa?

Existen diferentes formas de intercambio y todas tienen sus ventajas y desventajas. Lo más importante es establecer las reglas de intercambio de antemano para que tus invitados las conozcan. 

Puedes explicar brevemente las reglas en las invitaciones que envíes. Además, también puedes pegar algunos carteles explicativos en la entrada. En una fiesta privada, donde hay menos gente, es suficiente explicar las reglas de forma oral. 

  • Intercambio UNO por UNO: en la entrada se cuentan las prendas que trae cada persona. Por cada prenda de vestir que traiga, la persona puede llevarse otra nueva pieza de ropa a casa. Para poder contabilizar bien, puedes dar una tarjeta o moneda ficticia a la entrada por cada prenda. En algunas prendas más de mayor calidad, puedes darle dos tarjetas (o monedas) por cada una de ellas, y en las más baratas, solamente una. 
  • Intercambio gratuito: cada persona se puede llevar todas las prendas que desee. La experiencia nos dice que la mayoría de las personas entrega significativamente más prendas de ropa de que las que se lleva. Si tus invitados no tienen límites, la ventaja es que al final no va a quedar ropa sobrante. 

Consejos y trucos para la fiesta de intercambio de ropa

  • Pon en las invitaciones para la fiesta un límite  de la cantidad de prendas que cada invitado puede traer. Así evitas que, como organizador, al final te quedes con una montaña de ropa vieja. Cinco prendas con un número aconsejable. 
  • Revisa la ropa en la entrada.  De esta forma te aseguras de que sola las prendas adecuadas y limpias participen en este intercambio. 
  • Si estás planeando un intercambio de uno a uno, debes  contar las prendas  que han traído en la entrada.
  • Explica las reglas de intercambio poco antes de que tus invitados empiecen la fiesta. Responde también a cualquier pregunta o duda que tengan.
  • Decide de antemano si los invitados clasificarán su ropa ellos mismos o si vas a ser tú la que lo haga, o si lo vais a hacer juntos. 
  • Es probable que queden prendas después de la fiesta. Planifica de antemano lo que sucederá con está ropa. Dónala, por ejemplo, a alguna asociación que ayude a las personas. 
sociedad de consumoSociedad de consumo: libros para reflexionar

Leer más en Sinlupa.com:

Deja un comentario

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad