Pelar y limpiar el apio: un método simple

¡Quiero compartir!

Debes pelar el apio antes de comer, no importa si lo vas a cocer o hacer al horno. El interior de las plantas y las hebras duras son particularmente importantes. Te mostramos como eliminarlos.

Limpiar y pelar el apio

1- Cortar el apio:
  • Primero separa las ramas y retira las hojas internas del apio.
  • Luego corta los extremos inferiores. Es mejor eliminar todo lo blanco apra evitar sustancias amargas.
  • Debes arrancar los extremos superiores si ya están secos
2- Lavar el apio
  • Ahora puedes lavar el apio y quitarle la suciedad. Asegúrate de eliminar también la suciedad de las ranuras y limpiar el apio a fondo.
  • Con un cepillo para verduras y agua caliente te quedará perfecto.
3- Pelar el apio

Después de limpiarlo, debes quitar las fibras duras. Puedes usar un cuchillo o un pelador.

  • Cortas aproximadamente 1milimetro y luego tiras las hebras entre el cuchillo y el pulgar
  • Si usas un pelador, puedes quitar las hebras con la misma eficacia. Sin embargo, también eliminarás una gran cantidad de apio comestible.

 Cuando hayas lavado y pelado el apio, puedes, por ejemplo, comerlo como aperitivo con una deliciosa salsa, o incluso dorarlo, cocinarlo al vapor o cocinar una sopa de apio. 

Si lo que quieres es darle un toque de sabor a tus platos te encantará la “Sal de Apio”. ¿La conocías?

Sal de apio

  • Para aportar un punto salado, cítrico y dulce
  • Esencial en la preparación de bloody mary
  • Contiene 62% de sal y 38% de apio
Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

3 comentarios en «Pelar y limpiar el apio: un método simple»

  1. En casa comemos hacemos juigos de apio y los guardamos en el refirgerador unos 2 o 3 días. Tampoco es necesario limpiarlo tanto si se usan las trituradoras para el jugo

    Responder

Deja un comentario