Salvar el mundo desde el sofá: 9 consejos para los perezosos

Proteger el medio ambiente no siempre significa esfuerzo. Detener a las grandes corporaciones, limpiar los océanos, salvar el clima, ¿no suena bastante agotador? 

No tiene por qué serlo. Incluso personas con poco tiempo y / o motivación, pueden apoyar el movimiento ambiental con cosas muy simples. Ni siquiera tienes que moverte del sofá para la mayoría de nuestras sugerencias.

1. Compra o pide verduras regionales.

¿Comes muy poca verdura fresca porque eres demasiado vago para ir de compras casi cada día? Entonces busca en tu zona agricultores, cooperativas o iniciativas locales que te manden la verdura a casa. Así puedes proteger el medio ambiente. Seguro que puedes encontrar alguna online o en la zona donde vives. Te las llevan a casa y pagas cómodamente. 

Muchas cajas consisten en alimentos rescatados o verduras orgánicas de la región. De esta forma apoyas a los fabricantes regionales y conoces una u otra variedad que normalmente no habría acabado en tu cesta de la compra.

También puedes mirar en la web de Mercado Local, donde puedes vender y comprar productos en tu zona, de esta forma contribuyes a la economía local sin intermediarios.

2. Usa el buscador de Ecosia

Por supuesto, es genial que podamos acceder a toda la información de todo el mundo, o buscar videos de gatos desde cualquier lugar. Pero, ¿es necesario hacer esto a través de Google?

La próxima vez que navegues desde el sofá, usa una alternativa verde como Ecosia. Es igual de rápido y fácil. La diferencia: los ingresos de la búsqueda se utilizan para plantar árboles.

3. Proteger el medio ambiente: Bebe agua del grifo

¿Quieres agua, pero es demasiado agotador para ti llevar constantemente cajas pesadas de bebidas a casa? Entonces abre tu propio grifo.

El agua del grifo te permite ahorrar dinero y evita mucha basura en forma de botellas de plástico vacías. Por supuesto, solamente en el caso de que el agua de tu zona sea potable. Normalmente, en los países industrializados, el agua del grifo está incluso sujeta a requisitos más estrictos que el agua embotellada. Si te gusta el agua con gas, también hay métodos para hacerla en casa fácilmente. 

4. Cambia a electricidad verde

¿Sabías que puedes ahorrar alrededor de 760 kilos de emisiones de gases de efecto invernadero al año con solo unos clics? Este es el promedio que producimos para la electricidad. A modo de comparación: eso corresponde aproximadamente a un viaje en coche de unos 5.000km. (Calculadora: my climate)

Con las tarifas de electricidad ecológicas, reduces este asesino climático a cero y puedes proteger el medio ambiente. Desafortunadamente todavía no llega a todas las regiones, pero busca por si hay alguna opción en tu zona.

5. No aceptes publicidad ni panfletos en tu buzón

¿Al vaciar tu buzón encuentras una montaña de correo publicitario que luego tienes que revisar y desechar laboriosamente? Es una pérdida de tiempo. 

Puedes contactar con las empresas para que no te envíen correo publicitario y también se está poniendo de moda poner una etiqueta en el buzón en el que no se acepta publicidad. Puedes imprimir o escribir “Por favor, no queremos publicidad”. De esta manera puedes reducir fácilmente tu montaña personal de desperdicio de papel.

6. Come comida rápida, pero cómela bien

Ok, lo admitimos: tienes que levantarte del sofá para este consejo. Pero te ahorras cocinar y pagas menos por la comida para llevar, ya que de lo contrario, esa comida acabaría en la basura.

La aplicación “Too Good To Go2» te muestra restaurantes o establecimientos en tu área que todavía tienen comida excedente y la venden por poco dinero. Si compras, evitarás el desperdicio de alimentos y podrás disfrutar de tu comida rápida con la conciencia tranquila y de paso puedes proteger el medio ambiente.

7. Proteger el medio ambiente: Vende lo que ya no necesitas

Tu armario está repleto de ropa que ni siquiera usas. ¿Crees que vas a usar ese top de hace 5 años cuando adelgaces un poco más? ¿Vas a tirar la ropa? Black Friday: 5 razones por las que no deberías participar

Error. Hay muchas aplicaciones y páginas web donde puedes vender tus cosas de forma segura. Pueden ir a recogerlo a tu casa o puedes enviarlo por correo. También puedes donarla a varias organizaciones como Humana o Cáritas, e incluso algunas cadenas de ropa como H&M con su iniciativa «Recogida de Ropa«, usaran tu ropa vieja para darle otros usos.

8. Proteger el medio ambiente: Ahorra con bancos sostenibles

¿Por qué tengo que cambiar de banco después de cambiar de compañía de electricidad?

En pocas palabras: los bancos convencionales, a menudo invierten su dinero en energía nuclear y carbón, la industria armamentística u otras cosas menos sostenibles. Este no es el caso de los bancos éticos o sostenibles. Y lo mejor de todo: por razones legales, tu banco tiene que ayudarte con el cambio. A menudo es cuestión de unos minutos, que puedes manejar cómodamente desde el teléfono móvil.

jabones naturalesLos mejores jabones naturales, ecológicos y sin aceite de palma

9. Limpieza con remedios caseros

¿Te has quedado sin productos de limpieza y no tienes ganas de ir andando al supermercado? Entonces echa un vistazo a tu despensa. Es posible que ya tengas todo lo que necesitas para limpiar.

Con vinagre, ácido cítrico y jabón sólido como equipo básico, puedes eliminar casi cualquier suciedad. Además, ahorras mucho dinero, residuos de envases y mucho plástico.

Desde Sin Lupa te recomendamos cuatro libros para recapacitar sobre tu consumo: «Ayuda al planeta comiendo», «Tu consumo puede cambiar el mundo «, «Consumir menos, vivir mejor» y «De consumista a minimalista».

Leer más en Sinlupa.com:

Deja un comentario