Sandía: esa fruta de verano tan saludable

¡Quiero compartir!

Las sandías no solo refrescan en los calurosos días de verano, sino que también son muy saludables. En términos de sostenibilidad, sin embargo, la sandía no es la mejor opción.

Sandía: los nutrientes más saludables

¿Agua y nada más? Es cierto que las sandías consisten principalmente en agua, hasta un 95%. Pero eso no significa que esta fruta no tenga nada que ofrecer en términos de nutrientes. Por el contrario, la sandía es un alimento muy saludable que también contiene muchos nutrientes importantes como minerales y vitaminas.

Estos son los nutrientes que hacen que las sandías sean tan saludables:

  • Licopeno: este fitoquímico es un antioxidante que refuerza el sistema inmunológico. Como tal, el licopeno destruye los radicales libres que pueden causar cáncer. También puede evitar que las células muten. Otras frutas como la piña y la manzana, por ejemplo, no contienen esta sustancia. Cuanto más madura es la sandía, más licopeno contiene.
  • Vitamina A: la vitamina A está en forma de carotenoides, que son los pigmentos responsables del color amarillo, rojo o verde oscuro de los alimentos. La vitamina A es importante para mantener los ojos sanos, la piel renovada y el crecimiento del cabello. Caroteno: ¿tiene que tomarse necesariamente en pastillas y cápsulas?
  • Citrulina: no solamente hay nutriente en la pulpa roja, sino también en la parte blanca. Esto se considera la fuente del aminoácido citrulina. Este aminoácido se convierte en arginina, lo que garantiza que los vasos sanguíneos se dilaten y facilite el flujo sanguíneo. Esto beneficia el corazón y la salud cardiovascular. Investigadores estadounidenses también han descubierto que la arginina puede tener un efecto potente en los hombres.
  • Potasio: el potasio es importante para la transmisión de estímulos que envían los músculos y el corazón. Este mineral también participa en la regulación del crecimiento celular, la presión arterial y el equilibrio ácido-base. El potasio también afecta la liberación de ciertas hormonas (por ejemplo, insulina) y es importante para la síntesis de proteínas. 

Precaución: si tienes un estómago muy sensible, no debes comer mucha sandía, ya que la pulpa contiene unas sustancias amargas que podrían provocar problemas estomacales. Por otro lado, las sustancias amargas también tienen su lado saludable. 

beneficios de comer sandía

Más que agua. Valores nutricionales de la sandía

Debido a que contienen tanta agua, las sandías son un gran aliado para adelgazar.

Estos son los valores nutricionales para 100 gramos de sandía:

  • Calorías: 31
  • Proteína: 0.5 gramos
  • Grasa: 0.3 gramos
  • Hidratos de Carbono: 6.3 gramos

A pesar de ser dulce, la sandía contiene relativamente poco azúcar, unos 6 gramos. En comparación, los plátanos contienen 17 gramos por cada 100 gramos, una cantidad bastante elevada. 

Por favor, no tires las cascara y las semillas de la sandía

No tires la piel: así es cómo puedes usar la piel de la sandía.

También estos componentes la sandía son saludables:

  • Piel : La piel de la sandía es comestible y contiene mucha fibra, lo que garantiza una agradable sensación de estar saciado. También contiene aminoácidos que ayudan al cuerpo a desarrollar músculo, así como algunas vitaminas. Simplemente puedes mordisquear la piel o rallarla y agregarla a la ensalada, encurtirlos o usarlo para batidos. Si quieres comerte la piel, debes usar sandías orgánicas.
  • Semillas: contienen vitamina A, B y C, así como ácidos grasos insaturados y hierro, magnesio y calcio. Puedes comértelas, o secarlas primero y luego molerlas y mezclarlas en polvo en batidos o yogur. Las semillas secas sirven para darle un toque crujiente a las ensaladas.
beneficios de comer sandía

Sandía: no tan verde como su piel ni tan sostenible

Transporte

Las sandías son saludables, frescas y deliciosas. No es de extrañar que muchos quieran disfrutarlas todo el año. Pero este tipo de fruta es un producto de temporada

Para satisfacer la demanda durante todo el año, los supermercados europeos traen la fruta de países muy lejanos. Las largas rutas de transporte se hacen en barco o avión que emiten contaminantes a la atmósfera muy perjudiciales para el clima.

Pesticidas

Por supuesto, cuanto más grandes, más se aprovechan en el supermercado. ¿Más grande significa mejor? No necesariamente. Para que las sandías crezcan bien y rápidamente, se usa un compuesto químico que regula el crecimiento. Este pesticida se usa particularmente en China, de donde provienen la mayoría de las sandías en Europa. Los pesticidas no solo son perjudiciales para el medio ambiente, sino que también lo son para la salud.

Agua

Las sandías necesitan mucha agua para crecer. En áreas muy secas como Marruecos, el cultivo intensivo de sandías ha hecho que el agua subterránea escasee. Esto pone en peligro el suministro a las poblaciones.

Por lo tanto, te recomendamos que consumas sandías conscientemente. Compra las frutas saludables de forma estacional y orgánica. También puedes cultivar tus propias sandías y melones.

En la web de Mercado Local, puedes vender y comprar productos en tu zona, de esta forma contribuyes a la economía local y también puedes vender tus productos sin intermediarios.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario