Té de escaramujo: efecto, aplicación y como preparar té de rosa mosqueta

El té de escaramujo elaborado con la cáscara de la fruta aporta muchos beneficios para la salud. Aquí puedes obtener más información sobre los efectos, el uso y la elaboración del té de rosa mosqueta.

Té de rosa mosqueta: estos ingredientes activos hacen del escaramujo una planta medicinal

Los escaramujos se han utilizado en naturopatía durante mucho tiempo. Esto es debido a sus numerosos y valiosos ingredientes activos, que incluyen:

1. Vitamina C

Dependiendo de la variedad, 100 g de escaramujos (listos para comer) producen hasta 1.500 mg de vitamina C. Los escaramujos incluso superan a especies exóticas como el kiwi, que en comparación tiene solo 45 mg de vitamina C por 100 g. La vitamina C es importante para la salud porque:

  • fortalece el sistema inmunológico,
  • protege las células de los radicales libres,
  • ayuda a formar hormonas y sustancias mensajeras,
  • apoya la regeneración de la piel, el cabello, las uñas y el tejido conectivo,
  • es importante para el metabolismo del colesterol y las grasas,
  • ayuda a absorber mejor el hierro.

2. Licopeno

El licopeno es un pigmento vegetal que también es extremadamente valioso para el cuerpo humano, ya que tiene un efecto antioxidante y así previene el daño celular.

3. Pectina

Los escaramujos son ricos en pectinas. Se trata de fibras dietéticas que pueden tener un efecto laxante y desintoxicante en el cuerpo humano y por tanto ayudar con problemas digestivos y enfermedades renales.

Debido a estos y otros ingredientes valiosos (incluidas las vitaminas A, B, E y K, flavonoides, calciomagnesio, hierro ), el escaramujo es una superfruta con grandes propiedades curativas y potencial para promover la salud.

Escaramujo seco BIO, calidad Premium, 1 Kg

  • Escaramujo seco premium de agricultura orgánica
  • Frutas enteras delicadamente secas, ideales para preparar té de rosa mosqueta
  • Rico en vitaminas y aromático, contiene valiosos ácidos grasos

Uso del té de rosa mosqueta

El té de rosa mosqueta elaborado con cáscaras secas tiene una larga tradición y sigue siendo muy popular en la actualidad. El efecto del té de escaramujo no ha sido científicamente probado, pero se basa en la experiencia de la medicina popular y natural. Sin embargo, sin lugar a dudas, el té de rosa mosqueta es una bebida saludable. Se usa a menudo para:

  • Alivio de molestias digestivas: Las pectinas contenidas aumentan el volumen del contenido intestinal y ayudan a moverlo rápidamente a través del tracto digestivo.
  • Convalecencia: gracias a las muchas vitaminas y minerales de la fruta, el té de escaramujo puede ayudar al cuerpo a recuperar su fuerza después de una enfermedad.
  • Fortalecimiento inmunológico: el alto contenido de vitamina C hace que el té de escaramujo sea saludable y estimula el sistema inmunológico. De esta manera, el té de rosa mosqueta ayuda al cuerpo a combatir virus, bacterias u hongos patógenos.
  • Alivio de de las molestias gastrointestinales: también puedes usar té de rosa mosqueta si tienes diarrea. Las pectinas de la cáscara se unen al agua, hinchan y solidifican el contenido intestinal. Las paredes de la mucosa gástrica irritadas se pueden aliviar con té de escaramujo, ya que las pectinas, flavonoides y taninos que contienen protegen la membrana mucosa.
  • Alivio de los problemas del tracto urinario: Hay muchos ácidos de frutas en los escaramujos. Estos tienen un efecto diurético y así favorecen la eliminación de sustancias nocivas y virus que provocan problemas en el tracto urinario.

Receta: así es como haces tú mismo el té de escaramujo

El té de escaramujo es muy fácil de preparar. Puedes comprarlo ya seco en tiendas naturistas o tiendas orgánicas, o puedes cosechar las escaramujos tú mismo y procesarlos en té. El té casero de rosa mosqueta tiene la ventaja de que definitivamente no contiene aditivos como colorantes y sabores artificiales.

Hacer té de rosa mosqueta tú mismo

  1. Cosecha de escaramujos: Los escaramujos maduran a finales de otoño, cuando los frutos ceden ligeramente al presionarlos con un dedo.
  2. Lavar y quitar el hueso de los escaramujos: Primero lava los escaramujos, luego quita los tallos y las bases de las flores. Luego corta los escaramujos por la mitad y retire las semillas. Hay pelos en las semillas que pueden provocar reacciones cutáneas. Por lo tanto, como precaución, usa guantes domésticos (reutilizables). Después de raspar, vuelve a lavar bien las cáscaras para eliminar todos los pelos.
  3. Secado de los escaramujos: ahora puedes secar las cáscaras de escaramujo. Esto debe hacerse lo más suavemente posible y sin calor excesivo. Lo mejor que puedes hacer es extender los escaramujos en un lugar cálido durante unos días hasta que estén completamente secos. Compruebe periódicamente que las vainas estén completamente secas.
  4. Guardar los escaramujos: después de secarlos, puedes triturar un poco la cáscara y guardarlos en un recipiente hermético.

Preparar té de escaramujo

  • Preparación: vierte 250 ml de agua caliente en aproximadamente 2 cucharaditas de cáscara de escaramujo seco y deja reposar el té durante 10 minutos.
  • Consumo: para beneficiarte de los mayores beneficios posibles para la salud del té de escaramujo, debes beber el té con regularidad durante un período de tiempo más largo. De esta manera, puedes fortalecer de manera sostenible tu sistema inmunológico.
Leer más en Sin Lupa: