Hacer toallitas húmedas tú mismo: lo mejor para el culito del bebe

Hacer tú mismo toallitas húmedas suena como mucho trabajo, pero no lo es. Probablemente ya tengas todo lo que necesitas en casa. Por lo tanto, no solo evitas los desechos plásticos, sino que también ahorras dinero y sabes exactamente qué se va a poner en el trasero del bebé.

Toallitas húmedas naturales: héroes cotidianos

Si tienes un bebé, las toallitas húmedas se han convertido en una parte integral de la vida cotidiana. Los paquetes pequeños para llevar son particularmente prácticos y se pueden encontrar en cualquier bolsa de pañales. Desafortunadamente, estos siempre están empacados en plástico y contienen conservantes para que duren más. Las toallitas húmedas caseras son una alternativa natural y sencilla. Son ideales, especialmente para la piel sensible del bebé, porque sabes exactamente lo que hay dentro. ¡Y eso no es todo! Todo lo que necesitas es: agua, aceite de oliva o de coco, un rollo de papel de cocina y una caja con cierre. ¡Te mostramos cómo se hace!

Hacer toallitas húmedas tú mismo: esto es lo que necesitas

  • 250 mililitros de agua hervida
  • una cucharada de aceite. El aceite de coco o de oliva es especialmente adecuado 
  • un rollo de cocina (preferiblemente de papel reciclado)
  • una caja que se cierre bien (no hermética)

Aqui te recomendamos aceite de coco puro y orgánico.

Aceite puro de coco virgen extra orgánico MeaVita 1 Litre...
  • Aceite de coco virgen extra de la mejor calidad
  • Nuestro aceite de coco es trabajado en frío y no modificados genéticamente
  • Apto para veganos, vegetarianos, sin gluten, sin lácteos y dietas Paleo
  • Producido a partir de carne de coco fresca cruda
  • Maravilloso aroma y el sabor de coco ligera

Aceite de Oliva o de coco: ¿cuál es mejor?

Aceite de coco: el aceite de coco no solo se usa en la cocina, sino que también tiene propiedades para el cuidado de la piel y el cabello. Esto se debe al ácido láurico que contiene. Tiene un efecto antibacteriano y ofrece protección a la piel contra hongos, gérmenes y bacterias que pueden causar irritación de la piel o incluso enfermedades. También aporta hidratación y regula el equilibrio ácido-base de la piel. Ideal para el culito sensible del bebé, pero también para desmaquillar y para el cuidado facial.

Aceite de oliva: El aceite de oliva se caracteriza por un alto contenido en vitamina E. Además, tiene propiedades antiinflamatorias, ligeramente desinfectantes e hidratantes. El aceite de oliva, pero, mancha las telas de color amarillento y el olor no es para todos 

Independientemente de cuál elijas, ¡presta atención a la calidad de ambos aceites! Utiliza solo aceites puros de calidad orgánica.

Y entonces haces tus propias toallitas húmedas

  1. Coges el rollo de cocina (más absorbente que el papel higiénico) y lo cortas por la mitad con un cuchillo afilado, para que las toallas sean del tamaño correcto.
  2. A continuación, desenrolla el papel de cocina y dóblalo para que puedas sacarlo fácilmente y cortarlo más tarde como una toallita húmeda. Es un poco tedioso, pero más práctico más adelante.
  3. Si trabajas de forma muy higiénica, aumentas la durabilidad de tus toallitas húmedas.
  4. Coloca la pila de papeles de cocina dobladas en un recipiente razonablemente apretado. No debe ser hermético, ya que las toallas comenzarán a apestar en poco tiempo. Los mejores son los de acero inoxidable, para que no se oxiden, o tus propias cajas de plástico para toallitas húmedas. Si usas el recipiente de plástico de manera constante durante los próximos tres a cinco años, esta solución es aún más sostenible que las toallitas húmedas empaquetadas del supermercado. Además, las toallitas húmedas se siguen utilizando después cambiar el pañal; por ejemplo, para limpiar los dedos, etc.
  5. Ahora agrega el aceite al agua hervida y mezcla los dos componentes, idealmente con una batidora de mano.
  6. Vierte la mezcla de agua y aceite sobre el papel de cocina doblado y déjalo en remojo durante unas horas.
  7. ¡Listo y listas para probar!
bastoncillos de oídos ecológicosBastoncillos de oídos ecológicos, reutilizables y saludables

Desventaja: la durabilidad de las toallitas húmedas

El único inconveniente de las toallitas húmedas caseras es su durabilidad. Sin conservantes, duran como mucho una semana. Se puede saber muy rápidamente por el olor, cuando están «estropeadas», ya que huelen rancias o malolientes. 

Consejo: por el bien del medio ambiente, usa papel que sea reciclado, ya que se fabricado ahorrando energía y agua.

Leer más en Sinlupa.com:

1 comentario en «Hacer toallitas húmedas tú mismo: lo mejor para el culito del bebe»

  1. Que buena idea, voy a hacerlas. No solo para mi bebe, sino también para casa, ahora que tenemos que limpiarnos las manos tan a menudo por el virus.

    Responder

Deja un comentario