Tomar el sol: 5 cosas a tener en cuenta

¡Quiero compartir!

Para muchos, tomar el sol simplemente es parte del verano. Aquí te mostramos qué cinco puntos debes tener en cuenta para proteger tu piel de la radiación UV.

¿Te encanta tomar el sol en verano? Incluso si te aplicas loción protectora, puedes quemarte dependiendo de tu tipo de piel. Esto no solo es incómodo y doloroso, sino que también aumenta el riesgo de cáncer de piel. Por lo tanto, debes prestar atención a esta información esencial al tomar el sol. 

Tomar el sol : protección con la crema solar

Loción protectora antes de tomar el sol. Si usas una crema con un filtro químico como la benzofenona, debes aplicar la crema al menos 30 minutos antes. Asegúrate de usar una cantidad suficiente. El factor de protección solar adecuado para ti depende de tu tipo de piel. Aquí te los mostramos:

  • Tipo 1: pertenecen las personas con piel muy clara, pecas y cabello rubio o rojizo. Son particularmente propensas a las quemaduras solares. Como regla, no pueden permanecer al sol por más de cinco a diez minutos sin quemarse. Necesita una crema con un factor de protección solar (FPS) muy alto, de 50+. 
  • Tipo II: aquí se incluyen las personas con piel clara y cabello rubio a rubio oscuro. Su tiempo de protección es de diez a 20 minutos. Después de este tiempo, el riesgo de quemaduras solares es muy alto. El SPF recomendado es de al menos 30.
  • Tipo III: pertenecen las personas con cabello castaño o rubio oscuro y un color de piel algo más oscuro. Su propio tiempo de protección es de 20 a 30 minutos. El SPF debe ser de al menos 15.
  • Tipo IV: personas con la piel color oliva, ojos marrones y cabello castaño oscuro. Las personas con este tipo de piel se broncean rápidamente y se queman después de 30 a 40 minutos sin protector solar.
  • Tipo V: tienen piel y ojos de color marrón oscuro, y el cabello es de color marrón oscuro a negro. Se queman a partir de una hora. Con un FPS 5 suele ser suficiente. 
  • Tipo VI: con piel marrón oscura a negra, ojos marrones oscuros y cabello negro, es el tipo más resistente contra las quemaduras solares. Pero incluso las personas con este tipo de piel pueden quemarse después de más de 90 minutos sin protección solar.
tomar el sol

Los niños, generalmente pertenecen al grupo de riesgo porque su piel aún no está lo suficientemente desarrollada para protegerse de la radiación ultravioleta. Además, pueden tener insolación muy rápidamente si no están protegidos. La regla aquí es: cuanto mayor sea el FPS, mejor. Se recomienda de al menos 30+. 

Tomar el sol: ¡no demasiado tiempo!

Pero incluso con protector solar, siempre debes limitar la exposición solar. El tiempo que debes permanecer al sol se puede calcular en función de tu propia protección y el FPS de la crema solar. Simplemente multiplica: si perteneces al tipo III y te has aplicado un protector con FPS 30, podrías, por ejemplo, estar entre 600 y 900 minutos al sol.

Sin embargo, se desaconseja aprovechar al máximo este tiempo. A pesar de la protección, parte de la radiación UV siempre penetra en la piel y el daño ocurre mucho antes de que la quemadura solar sea visible. Por lo tanto, se recomiendo usar un 60 % del tiempo. En el caso descrito, esto sería de 360 a 540 minutos (es decir, de seis a nueve horas). El efecto de protección también se aplica si aplicas la loción varias veces al día. 

Advertencia: ponerte crema cada cierto tiempo no prolonga el tiempo de protección, solo lo mantiene. Por lo tanto, el tiempo de protección calculado solo se aplica una vez para todo el día. 

El protector solar correcto

Las cremas solares protegen contra la radiación ultravioleta mediante dos métodos diferentes: la mayoría de las cremas convencionales protegen mediante un filtro químico UV. Estos no son completamente inofensivos, ya que las sustancias ingresan a nuestro organismo a través de la piel. 

tomar el sol

Los efectos exactos que tienen sobre nuestra salud, aún no han sido suficientemente investigados. Es particularmente preocupante que los científicos hayan podido detectar residuos de filtros químicos en la leche materna. Puedes leer más sobre los peores ingredientes en cosmética.

Una alternativa son las cremas solares con filtros minerales. Estos son menos dañinos para la salud, pero se absorben más lentamente y a menudo dejan una película blanca en la piel.  Te recomendamos las siguientes cremas solares con filtros minerales:

Tomar el sol: protección a través de la ropa

Además del protector solar, la ropa suelta también puede protegerte del sol. Puedes cubrir áreas particularmente expuestas, como los hombros y el cuello, que se queman fácilmente, con un pañuelo o chal ligero. 

Un sombrero protege la frente y el cuero cabelludo y previene la insolación. Esto es especialmente importante para los niños, que a menudo no se dan cuenta cuando están jugando y cada vez se agotan más por el calor. 

La radiación UV no solo daña tu piel, sino también tus ojos. Por lo tanto, asegúrate de usar gafas de sol. Esto también debería proteger tus ojos del sol en los lados y estar equipadas una protección 100% UV.

Tomar el sol: ¡no en el calor del mediodía!

Evita tomar el sol cuando es particularmente fuerte. Esto se aplica, normalmente a partir de las 12, cuando el sol ha alcanzado su punto máximo. Especialmente en la playa, cuando la luz solar es reflejada por el agua y la arena, la radiación ultravioleta es aún más fuerte.

Leer más en Sinlupa.com:
¡Quiero compartir!

Deja un comentario