7 verduras antiguas que debes conocer para preservar la diversidad

¿Conoces las verduras antiguas? ¿Cuántos tipos de tomates hay en tu supermercado? ¿Y cuántas zanahorias moradas? La variedad de nuestras verduras tuvo que dar lugar a la agricultura industrializada. Lo único que se cultiva es lo que aporta el mayor rendimiento posible. Por otro lado, los vegetales antiguos se olvidan. ¿Conoces el nabo blanco o el purple dragon (dragón morado)?

Con las variedades nuevas de frutas y verduras resistentes a las plagas, robustas y, por supuesto, muy sabrosas, se pierden las antiguas frutas y verduras, ya que nadie “salva” las semillas.

Algunas organizaciones están comprometidas con esto y mantienen extensos archivos de semillas y variedades viejas y raras. Si tienes tu propio jardín (o espacio en el balcón), también puedes conseguir algunas de estas semillas y cultivar tus propias verduras y frutas viejas y raras.

Regional, estacional, especial: verduras antiguas

La remolacha

La remolacha ha tenido un regreso exitoso en los últimos años e incluso ha sido venerada como un superalimento. ¿Pero quién conoce a su pariente, la remolacha amarilla? Como su nombre indica, los tubérculos son de color amarillo brillante, tienen un sabor agradablemente afrutado y son algo más suaves y dulces que la mayoría de las remolachas. Por cierto, también hay remolacha blanca y blanca-roja. Los coloridos tubérculos se preparan como la remolacha que conocemos. 

Recomendación: prepara la remolacha amarilla y la roja por separado, de lo contrario, el color rojo robará el protagonismo de la remolacha amarilla.

Variedad de verduras antiguas: patatas Bamberg

Es muy posible que hasta ahora hayas conocido al menos dos tipos de patata: la firme y la harinosa. Hay una variedad de papas diferentes: de gruesa a delgada, de pequeña a grande, de redonda a curva, amarillas, rojas, negras y azules, con nombres diferentes. 

La patata de Bamberg (Bamberg Hörnle) es una variedad casi olvidada. Los tubérculos son delgados, aproximadamente del largo de un dedo y ligeramente curvados. Tienen una carne de color amarillo claro, una consistencia firme y un sabor fino, con un toque a nuez. Debido a que el cultivo en condiciones convencionales no es económico, la “patata de Bamberg” solo se cultiva ocasionalmente; sin embargo, los tubérculos se pueden encontrar todavía en algunos mercados. Si los descubres, definitivamente debes probarlos y contribuir a su preservación. 

Verduras antiguas: El nabo blanco

Durante mucho tiempo, este nabo fue reemplazado por la papa o patata, y fue hace solo unos años que se encontró con más frecuencia en los mercados semanales y en las verdulerías. El sabor de estos nabos blancos recuerda al de los rábanos, pero es más suave. Puedes comerlo todo, desde las hojas hasta el tubérculo, por ejemplo, crudo en ensalada, hervido en agua salada o frito. 

La zanahoria morada: Purple Dragon

Sorpresa: no todas las zanahorias son solo de color naranja. Hay variedades de verduras antiguas y raras en blanco, amarillo y morado. Como las que tienen el hermoso nombre de Purple Dragon: morado por fuera y naranja brillante por dentro. Tiene un sabor fino, dulce y aromático y crece rápidamente, por lo que todavía es posible la siembra tardía. Puedes encontrar las zanahorias moradas ocasionalmente en mercados semanales o algunas fruterías.

Otra verdura antigua: la pastinaca

La pastinaca ha emergido recientemente de casi el olvido, pero está lejos de estar presente en todos los supermercados. Las pastinacas fueron un alimento importante durante mucho tiempo: solo pasaron de moda con el descubrimiento de las patatas o papas. Los tubérculos se pueden encontrar en muchos mercados semanales y en tiendas de alimentos orgánicos. La raíz es un vegetal típico de invierno. Sabe un poco a zanahoria pero es más suave, más dulce y con un toque a nuez. Las chirivías se pueden preparar como las zanahorias y las patatas (papas): hervir, hornear o hacer chips al horno (¡muy sabrosos!), saltear, procesar en puré o sopa

Variedades de tomate raras: tomates cherry negros o tomates caperucita roja

Se estima que hay varios miles de tipos diferentes de tomates. No todos son rojos y redondos: los tomates están disponibles desde pequeños como bayas hasta grandes como pomelos; en rojo, amarillo, naranja, verde, morado, negro, estampado y rayado; en redondo, ovalado, liso y estriado. En las tiendas de verduras y alimentos orgánicos puedes encontrar cada vez más variedades de tomate diferentes y también antiguos.

Verduras antiguas: ruqueta silvestre

No suena tan elegante como la rúcula, pero es básicamente lo mismo. La única diferencia, es que la ruqueta salvaje tiene un sabor mucho más intenso y es un poco más agria. La ruqueta salvaje sabe deliciosa en ensaladas, pero también en pasta o pizza. Es fácil de cultivar, incluso en un macetero en el balcón. Es perenne y con un poco de suerte, incluso puedes cosecharla dos veces al año.

alimentación saludableLos mejores libros para una alimentación saludable y equilibrada
Leer más en Sinlupa.com:

Deja un comentario